Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Océanos’ Category

Hace unos días, tras la celebración del último Consejo Asesor de Medio Ambiente, reinaba la indignación entre los grupos ecologistas ante los raquíticos presupuestos asignados al medio ambiente en comparación con las gigantescas partidas presupuestarias dedicadas a agricultura y pesca. El inmovilismo, falta de convicción y de peso político en materia medioambiental de la Ministra Elena Espinosa nos hacía presagiar un final de legislatura muy decepcionante en materia de protección del medio ambiente.

En estas estábamos cuando el miércoles 20 de octubre se hace público el recambio en el “ministerio de los medios”. Salía Elena Espinosa y entraba Rosa Aguilar. De repente había partido que jugar en este año y medio de legislatura que queda. Y en ello vamos a poner todo nuestro empeño y convicción para que la agenda ambiental tenga el reconocimiento y el peso que se merece en el Consejo de Ministros.

A la Ministra Rosa Aguilar la deseamos suerte en su desafío pero he de reconocer que somos escépticos sobre las posibilidades reales de que la política ambiental de este Gobierno cambie de la noche a la mañana. Por ello es preciso, en estos momentos iniciales, una política de gestos para determinar si hablamos de cosmética verde o de un cambio real en el rumbo de la política medioambiental del Gobierno.

Las señales  a los que aludía anteriormente deben ser de calibre grueso, similares a las dadas por el Presidente Zapatero con la retirada de las tropas españolas de Irak en el año 2004. La marginalización de los asuntos ambientales en estos años de legislatura ha sido de tal envergadura que requiere gestos que estén a la altura de las circunstancias y aunque en la agenda que llevara Greenpeace a la primera reunión con la nueva Ministra será más amplia, sería deseable que entre sus primeras medidas se incluyese como prioridades las demolición del hotel del El Algarrobico, ubicado en el Parque Natural del Cabo de Gata, que se posicione clara y públicamente a favor de que España apueste en el seno de la UE por una reducción unilateral del 30% de las emisiones de CO2 para el año 2020.

He de reconocer que nos hubiera gustado que el Ministro de Industria, Miguel Sebastián hubiera estado en el paquete de salidas, no ha sido así, por lo que creemos que la nueva Ministra debería pronunciarse públicamente en contra del proceso de elección del Cementerio Nuclear Centralizado, ante la falta de un plan de cierre de las centrales nucleares (compromiso electoral de Zapatero,  de consenso social y de transparencia).

¡Suerte Ministra! Estamos deseando que nos convenza de que lo ocurrido estos últimos dos años y medio ha sido un mal sueño y que en lo que queda de legislatura las cosas van a ser diferentes. La ciudadanía y  Naturaleza se lo agradecerán enormemente.

Mario Rodríguez, Director Ejecutivo y de Campañas de Greenpeace España

Read Full Post »

Hoy en Nagoya (Japón) comienza la décima reunión de la conferencia de las partes del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD). En esta reunión, todos aquellos países que han firmado este convenio y, por tanto, se comprometieron a proteger la biodiversidad deberán ponerse de acuerdo de una vez por todas para frenar la pérdida de biodiversidad tanto en los ecosistemas marinos como en los terrestres. ¡¡Y ya va siendo hora!!

Hace ocho años, los gobiernos se comprometieron a reducir significativamente la pérdida de biodiversidad para 2010, está claro que han fracasado. ¿Qué pasa, que los desastres en el mar no se ven? Las amenazas son varias; la pesca, los dragados, el cambio climático y la contaminación están esquilmando la vida marina a nivel mundial. El impacto lo están sufriendo desde los más pequeños corales hasta las grandes ballenas. ¡Las estadísticas son alarmantes!:

  • El 90% de los grandes peces (tiburones, atún, bacalao, salmón, etc) han desaparecido de los océanos desde mediados del siglo pasado.
  • La mayoría de las especies de albatros y tortugas están en peligro de extinción.
  • Algunas especies de ballenas aún no se han recuperado de la esquilmación sufrida por su caza comercial y otras todavía están siguen siendo hoy objeto de esta caza. Además están en riesgo de extinción a causa de colisiones con los barcos, enredos en artes de pesca, o la contaminación y la destrucción del hábitat.
  • Muchos ecosistemas se han modificado totalmente con los artes de pesca como el arrastre de fondo que destroza el hábitat.
  • En algunas redes de pesca el 80% o más de lo que se captura son especies no objetivo y por tanto es tirado al mar muerto o moribundo. Esto en algunos casos significa la muerte de millones de tiburones y cientos de miles de ballenas, delfines y marsopas cada año.

Una de las soluciones a estas amenazas es la creación de reservas marinas. Las reservas marinas son áreas protegidas en el mar, fuera de los límites a todas las actividades destructivas, incluyendo la pesca. Son la oportunidad para dar un respiro a nuestros océanos. Es un concepto simple, las áreas protegidas aumentan el rendimiento de las especies, su abundancia, su tamaño y todo esto repercute positivamente “exportando biomasa” al exterior, es decir que su efecto se nota más allá de sus límites. En esta carrera al libre saqueo de los océanos las reservas marinas, dan beneficio a corto plazo y largo plazo.

También los ecosistemas terrestres necesitan una acción urgente. Además de una mayor y más representativa red de áreas protegidas, es fundamental frenar la deforestación, responsable de una quinta parte de gases de efecto invernadero que se emiten anualmente a la atmósfera. Y para frenar la deforestación es fundamental meter mano a los principales actores responsables de la deforestación: el avance de la frontera agrícola y ganadera con el objetivo de producir soja, carne, cuero, aceite de palma o papel.

Esperamos que los líderes que acudan a Nagoya no solo vengan con el dulce típico de la zona, sino con un compromiso de empezar de una vez por todas a proteger la biodiversidad. Por esto  Greenpeace va a estar allí, en la reunión del CDB, para pedir la protección real de nuestros océanos, a través de redes de Reservas Marinas. Tal vez, sólo tal vez, el año internacional de la diversidad biológica puede que acabe con una buena noticia.

Celia Ojeda, campaña de Océanos de Greenpeace y Miguel Ángel Soto, campaña de Bosques de Greenpeace.

Campaña de Océanos de Greenpeace

Campaña de Bosques de Greenpeace

Read Full Post »

¿Te creerías que unos pequeños países, de los que cuesta saber dónde están, podrían poner firmes a China o Japón? Pues podría ocurrir. Los Estados Federados de Micronesia, Kiribati, las Islas Marshall, Nauru, Palau, Papúa Nueva Guinea, las Islas Salomón y Tuvalu son los ocho países del océano Pacífico agrupados bajo el Acuerdo de Nauru. Individualmente son en su mayoría pequeños estados isleños, podría decirse que con poca influencia, pero al unirse agrupan un importante recurso: poseen dentro de sus aguas nacionales (Zona Económica Exclusiva, ZEE) el 25% de las pesquerías mundiales de atún.

Conscientes de este importante as en la manga, han lanzado un órdago en la última reunión del Comité Técnico de la Comisión de Pesquerías del Pacífico Oeste y Central (WCPFC, en sus siglas en inglés), que finalizó el pasado 5 de octubre.

Tras años de pesca ilegal, de falta de control exhaustivo en aguas internacionales y de la consecuente sobreexplotación de las pesquerías de atún, proponen cerrar a la pesca las aguas internacionales que limitan con las ZEE de las islas Cook, Polinesia Francesa y Kiribati. En total 4,5 millones de kilómetros cuadrados que coinciden con una de las zonas propuestas por Greenpeace para la red de reservas marinas global.

Su fórmula para lograr esta veda es contundente: no otorgarán licencia para pescar dentro de sus ZEE a los países que decidan seguir pescando en la zona del Pacífico que proponen cerrar a la pesca. Así, las grandes naciones pesqueras como China, Taiwán o Japón, habituales en estas aguas, deberán decidir si ceden a la presión de estas naciones isleñas para poder seguir accediendo a sus recursos pesqueros tan codiciados.

La pesca de atún listado con redes de cerco supone la captura accidental de juveniles de otras especies de atún que se encuentran sobreexplotadas, como el atún patudo o rabil (especialmente mediante el uso de FAD, dispositivos agregadores de peces, que además suponen la captura de otras especies como tiburones y tortugas marinas).

Mediante esta condición, los países del Acuerdo de Nauru pretenden aumentar el control de las pesquerías dentro de sus ZEE y frenar la sobreexplotación de los stocks de atún en el Pacífico Oeste y Central. También han propuesto aumentar la prohibición del uso de FAD hasta los nueve meses. En nuestro país, la pesca artesanal ha impulsado varias reservas marinas como medida para garantizar la conservación y el futuro de los recursos pesqueros, dada la pasividad de la Administración.

Si se aprueba la propuesta de estos países en la próxima reunión del Comité Técnico en diciembre, sería la primera zona de aguas internacionales del Pacífico cerrada a la pesca y supondría un nuevo ejemplo de cómo los “pequeños” toman las riendas y dan lecciones a los “grandes” sobre sostenibilidad y apuesta por el futuro.

Elvira Jiménez, campaña Mercados Pesqueros

Read Full Post »

Océanos sin reservas

Los océanos son la cuna de la vida. ¿Quién no ha oído esta frase en sus primeras lecciones de ciencias naturales? Es cierto, la vida se originó en ellos, nos proporcionan oxígeno y alimento y son el hogar  del 80% de las especies que existen en nuestro planeta. Nos dejan datos tan asombrosos y curiosos como que el corazón de una ballena azul, el animal más grande que ha existido, es tan grande como un VW Beetle, o que si medimos desde el lecho marino la montaña más alta del mundo no es el Everest (8847m) si no el Mauna Kea (10,200m) en Hawaii. Todo un tesoro digno de ¿proteger?

Todo lo contrario. Lo que hacemos con algo tan valioso es sobreexplotarlo, contaminarlo y acidificarlo. Y dejar datos tan devastadores como que el 90% de los grandes depredadores marinos (como atunes, pez espada o tiburones) han desaparecido, o que diariamente se vierten a los océanos basura equivalente a tres veces el peso de los peces que se capturan.

Si valoramos y además nos parece necesario proteger espacios en tierra, por ejemplo en forma de Parques Naturales, ¿por qué no hacemos los mismo con nuestros mares? Tan sólo el 1% de la superficie marina se encuentra protegida. En tierra, la media es del 13%.

Quizás la inmensidad de los océanos (cubren el 70% de la superficie terrestre) ha jugado en su contra y nos ha parecido que sus recursos son infinitos, que siempre habrá peces que pescar y que pueden soportar toda la basura que les echemos. Pero no es así. Se está llegando peligrosamente al límite y la biodiversidad y los ecosistemas marinos piden a gritos medidas urgentes de protección.

Las Reservas Marinas son una herramienta necesaria para garantizar el futuro de los recursos pesqueros. Al proteger áreas claves para la biodiversidad marina, no sólo estamos ayudando a la conservación de esas especies y ecosistemas, si no también a garantizar el futuro de las comunidades que dependen de la pesca como medio de vida. El propio Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó el pasado mes de septiembre a los políticos reunidos en Nueva York para debatir sobre biodiversidad a que “al igual que se ha creado un paquete de medidas urgentes contra la crisis económica se debe crear uno para frenar la pérdida global de biodiversidad ”. Greenpeace ha respondido y propone una red global de Reservas Marinas que cubra el 40% de los mares y océanos.

El 18 de octubre comienza en Nagoya, Japón, la 10ª reunión de la Convención sobre Diversidad Biológica de Naciones Unidas (CBD en sus siglas en inglés). En el marco de esta Convención se fijó el 2010 como objetivo para reducir la tasa de pérdida de biodiversidad. No se ha cumplido. La siguiente fecha clave llegará en 2012 en el que los países firmantes deben haber declarado una red global de aŕeas marinas protegidas. Las propuestas existen y están desde hace tiempo sobre la mesa.
¿Cumplirán esta vez el objetivo?

Elvira Jiménez, campaña de océanos de Greenpeace

Campaña de Océanos de Greenpeace

Read Full Post »

«Bosques milenarios morían por las llamas de un incendio que ni los robles más viejos del lugar habían vivido, cuando un pequeño colibrí voló sobre el manto rojo y verde. Levitando sobre el refugio de un arroyo, tomó en su pico una gota de agua, y deshizo el camino que le había conducido al remanso. Batió sus alas con la fuerza de la desesperación, atravesando la cortina de humo, buscando la puerta del infierno. El resto de habitantes del bosque corrían en dirección contraria; cuando, entre mofas y sollozos, se escuchó una voz que sentenció: “loco colibrí. ¿Qué piensas hacer con una simple gota de agua frente a semejante mar de llamas?”. Y el colibrí contesto, “sólo mi parte”».

Así comenzó Jef, coordinador de nuestro grupo itinerante, la primera reunión preparatoria, en Madrid. Y así entendimos que cada uno de nosotros venía a poner su gota de agua para apagar el incendio. Decidimos que este grupo debía respirar y asimilar el espíritu del colibrí. Así comenzó la andadura de este grupo de Diálogo Directo itinerante, los chicos y chicas que vamos por la calle compartiendo información de Greenpeace y haciendo nuevos socios.

Las primeras dos semanas hemos trabajado en el País Vasco, donde nos han tratado de lujo. Irún y Donostia fueron nuestras primeras paradas. Y hay que reconocer que nos han acogido muy amablemente, especialmente el staff del albergue de Irún y del Restaurante Morgan de San Sebastián. La primera semana de trabajo fue dura. El equipo acabó muy cansado, pero conseguimos unos resultados bastante aceptables: 165 socios. La reacción de la gente en la calle fue dispar, como de costumbre en el trabajo de frontliner. Pero la mayoría de los guipuzcoanos demostró un gran respeto por la labor de Greenpeace. Además, predominó el interés por algunas cuestiones, como la pesca o la central térmica de Pasaia.

Bilbao ha sido nuestra segunda estación. Durante la semana que hemos estado en la capital vizcaína, hemos conseguido un total de 141 socios en cuatro días de trabajo, ya que el pasado viernes no pudimos trabajar por la lluvia. Ha sido una quincena llena de contactos y experiencias. Pero, si hemos de destacar una, quizás, nos quedamos con la asociación del primer perro de Greenpeace España. Efectivamente, nuestra sorpresa fue grande cuando una chica decidió inscribir a su can (Jana) como nuevo miembro de la organización.

Con el cuerpo cansado, pero el corazón cargado de emociones, nos dirigimos a Asturias. El equipo vuelve a batir sus alas. En esta ocasión, con la ilusión de que hay 306 nuevos colibríes que están dispuestos a cargar su gotita de agua.

Daniel Carrasco, Diálogo Directo itinerante.

Read Full Post »

Llevo cinco semanas ahora embarcada en el Esperanza, uno de los barco de Greenpeace…y no puedo esperar más para tocar tierra firme y hacer todas las cosas que echo de menos. Cuando estaba en tierra soñaba con estar en el mar, y ahora que estoy en el mar pienso en volver a tierra, aunque es realmente excitante la expedición que estamos realizando, «Más allá del petróleo».

Mis amigos y colegas están siempre muy celosos de que trabaje en un barco de Greenpeace, y muchas veces no saben lo duro que puede llegar a ser. Me acuerdo de estar sentada en casa leyendo blogs de Greenpeace, antes de que empezara a trabajar para esta organización, -sintiéndome muy involucrada porque me imaginaba que ser activista en un barco tenía que ser muy divertido. Pero es un trabajo duro y muchas veces física y mentalmente extenuante, especialmente cuando la climatología no está de tu parte.

Ha habido momentos en este viaje que he deseando estar en otra parte -otra parte soleada, otra parte que no se mueva, otro sitio donde pueda comprar un vino blanco decente y una ensalada fresca, otro sitio verde con árboles, otro sitio donde ir a dar un paseo sin tener que dar vueltas en este pequeño barco.

Me gustaría poder dormir sin sentirme atrapada dentro de una caja de cerillas. Me gustaría montar en mi bicicleta e ir a donde quisiera. Me gustaría terminar mi trabajo a una hora razonable, ir a casa, ver la televisión con mi marido y mi perro y dormir en mi propia cama.

Incluso cuando estoy teniendo un muy mal día a bordo del Esperanza -deseando salir por un tiempo- sólo tengo que salir fuera y respirar hondo y recordarme a mi misma que soy afortunada. Afortunada por estar en uno de los mejores barcos del mundo entero, por ir a sitios que no podría visitar de otra manera, por ver los más emocionantes amaneceres, por poder escuchar las olas mientras observo el cielo estrellado. Todo esto lo siento por poder trabajar con algunas de las mejores, más experimentadas y apasionadas personas de Greenpeace y afortunada por formar parte de nuestras acciones.

Si piensas que te gustaría este trabajo en uno de nuestro barcos, aquí puedes apuntarte rellenando el formulario (en inglés)…sino…hay muchas maneras de formar parte de Greenpeace.

Lisa Vickers — currently onboard the Greenpeace ship Esperanza (Actualmente a bordo del barco de Greenpeace, Esperanza)

Read Full Post »

El pasado sábado acabó la temporada de caza de ballenas de Noruega, este año la captura ha sido la más baja de la década. Según la organización de pescadores noruegos, “la temporada de caza de ballenas de Noruega ya ha terminado para el año 2010 y terminó como el peor año».

Noruega, junto con Islandia y Japón son de los países que aún continúan cazando ballenas. Al no haber firmado la moratoria ballenera Noruega se establece unilateralmente sus propias cuotas, año tras año. Este año podían cazar una cuota de 1286 rorcuales aliblancos, sin embargo sólo han conseguido cazar 464. De los puertos noruegos zarparon 18 buques que centraron su caza en torno a la zona de Spitsbergen, es la captura más baja del mar del Norte.

Estos bajos resultados nos confirman que la caza de ballenas noruega pertenece al pasado, y que sólo se continúa desarrollando por estrechas razones políticas, por lo que debe eliminarse lo más rápido posible.

Noruega insiste, como Islandia, en que la caza ha de mantenerse debido al número de empleos que genera, pero no es así, la caza ballenera noruega emplea a menos de 100 personas y en la actualidad se enfrenta a una fuerte oposición internacional.

En los últimos diez años, las capturas han ido disminuyendo y aunque nunca han superado los 647 ejemplares, las cuotas que Noruega ha estado permitiendo a veces pretendían superar los 1000 ejemplares. Desde el año 2000 la media de ballenas capturadas está en 557.

Las ballenas no solo tienen que sufrir las consecuencias de la contaminación, del cambio climático, etc…, sino que además tienen que lidiar con la idiosincrasia de algunos países, que a pesar de saber que están amenazadas, siguen cazándolas.

Celia Ojeda, campaña de Océanos de Greenpeace

Read Full Post »

Hace mucho que 2010 ha dejado de ser el Año de la Biodiversidad. Si en algo está destacando es en ser el año de la desprotección de la biodiversidad. La nueva “goleada” viene en forma de Proyecto de Real Decreto para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.
Si buceamos un poco, y nunca mejor dicho, en esta propuesta encontramos dos grandes ausentes: Cymodocea nodosa y Posidonia oceanica, dos especies formadoras de praderas marinas y hábitats fundamentales para la protección de la costa y el mantenimiento de los recursos pesqueros.

Los proyectos portuarios y la contaminación, entre otros, ya han afectado y siguen amenazando con afectar a ambas especies y los hábitats que conforman, por lo que no se pueden encontrar razones para explicar esta falta de protección.

Aún resulta más sorprendente esta descatalogación cuando ambas especies se encuentran protegidas por distintos convenios internacionales ratificados por España, como son el Convenio OSPAR, el Convenio de Berna y, en el caso de la Posidonia, incluida como Hábitat de Interés Comunitario para la Red Natura 2000 europea.

Las Comunidades Autónomas no pueden rebajar el nivel de protección de una especie protegida a nivel estatal. Esta norma se la saltó recientemente la comunidad canaria al desproteger más de 300 especies en su nuevo Catálogo de Especies Amenazadas. Todo lo malo se pega, y ahora es el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) el que no quiere ser menos y descataloga especies protegidas a nivel internacional. Al igual que en el caso del catálogo canario, Greenpeace ha presentado alegaciones para recordarle al MARM cuáles son las reglas del juego.

Detrás de esta nueva goleada a la biodiversidad se encuentran algunas Comunidades Autónomas como Canarias, la Comunidad Valenciana o Baleares. Curiosamente todas ellas tiene proyectos portuarios en los que estas praderas submarinas “estorban” para su ejecución. El MARM ha cedido a su presión y para que la maniobra pase lo más desapercibida posible publica en pleno mes de agosto este proyecto de Real Decreto.

Eso sí, en su propia web afirman que “en el año internacional de la Biodiversidad, la promulgación de este Real Decreto será una de las contribuciones más importantes del MARM para detener la pérdida de biodiversidad en nuestro país”. Y se quedan tan anchos…..

Elvira Jiménez, campaña de Océanos de Greenpeace

Read Full Post »

10.01 h: Greenpeace condena la injusta sentencia contra los dos activistas que denunciaron el contrabando de carne de ballena en Japón. El Tribunal ha condenado a libertad condicional a los activistas durante tres años y si violan cualquiera de los términos durante ese tiempo serán encarcelados durante un año.

8.05 h: Conocida la sentencia de Junichi y Toru los activistas de Greenpeace se marchan de la embajada de Japón en Madrid. Todavía esperamos conocer con más detalle todos los datos del veredicto. Os iremos informando.

7.57 h: Los activistas en México también se han congregado en la Embajada de Japón, a la espera de la sentencia completa. Allí son la 1 de la madrugada y llueve copiosamente.

7.40 h: El equipo de abogados de Greenpeace en Aomori (Japón) tardará una hora en conocer la sentencia completa. Mientras nuestros activistas siguen frente a la embajada de Japón en Madrid.

7.23 h: El Tribunal ha hecho público el veredicto para Junichi y Toru, que es de libertad condicional aunque si violan cualquiera de los términos de la sentencia durante esta libertad condicional podrían ser encarcelados. A pesar de ser una sentencia suspendida o de libertad condicional, es completamente desproporcionada dado el interés público de las investigaciones sobre la malversación de fondos públicos asociado al mal llamado programa de «caza científica de ballenas». Esta sentencia creará un precedente sobre aquellos que pretenden destapar la corrupción pública.
Los procedimientos judiciales siguen su curso y haremos más  comentarios una vez que hayamos escuchado la sentencia completa.

6.50 h: Junichi y Toru acaban de entrar en la sala para oír el veredicto, en Aomori. ¡Cruzamos los dedos!

6.20 h: Sale un funcionario de dentro de la Embajada y saca fotos a los activistas. Pide hablar con algún responsable y Celia Ojeda, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace, le acompaña dentro de la embajada. Le están buscando un intérprete que hable español para mantener una conversación.

6.10 h: La tripulación del barco Esperanza de Greenpeace, se une también al apoyo a Junichi y Toru. Foto aquí

5.45 h: En el Twitter de GP Japón tenemos declaraciones de Toru: «Whatever the verdict today, we have already won. We have started an important national debate and put whaling on trial». «Sea cual sea el veredicto de hoy, ya hemos ganado. Hemos conseguido un gran debate nacional y hemos puesto la caza de ballenas en tela de juicio»

5.37 h: Sabemos por el Twitter de Greenpeace Japón (@gpjen) que «Junichi and Toru are very calm. They know they did the right thing from the very start of their investigation and in their trial» (Junichi y Toru están muy tranquilos. Están convencidos de que actuaron bien en el comienzo de la investigación y durante este juicio).

5.35 h: Llegan tres coches de policía a la Embajada de Japón, y una lechera. Están hablando con los activistas de Greenpeace congregados en la puerta.

5.00 a.m: 30 activistas de Greenpeace se están congregando en estos momentos en frente de la Embajada de Japón en Madrid, en la calle Serrano, para exigir un veredicto justo para Junichi y Toru. Cuando son las 5 de la madrugada, ya se puede leer una gran pancarta que reza «Juicio justo para Junichi y Toru». Nuestros compañeros japoneses conocerán hoy a las 7.00 de la mañana el veredicto por la acusación de robo que pesa sobre ellos.

Internet de Greenpeace

* Más información en la nota de prensa: Activistas de Greenpeace se congregan en la Embajada de Japón

* Galería de imágenes

Read Full Post »

El próximo lunes 6 de septiembre para la mayoría será un lunes más de vuelta al trabajo después del fin de semana o incluso después de las vacaciones de verano. Para dos personas no será otro lunes cualquiera.

Junichi Sato y Toru Suzuki escucharán el veredicto que marcará su futuro. Se despedirán de su familia sin saber si ese mismo día serán encarcelados. Su único delito ha sido el querer denunciar algo que está mal, el querer poner su granito de arena para luchar por un mundo mejor.

Junichi y Toru investigaron el posible contrabando ilegal de carne de ballena procedente de la supuesta “caza científica” realizada por Japón y financiada con fondos públicos.
Tras varios meses de documentación y contacto con informadores anónimos de la industria ballenera, interceptaron una caja destinada a un tripulante del barco ballenero Nisshin Maru etiquetada como “cartón” y en la que en su interior había carne de ballena. Esta prueba fue entregada al fiscal, junto con toda la documentación recopilada y se inició una investigación oficial.

Pasado un mes todo tomó un giro inesperado de 180º. Junichi y Toru fueron detenidos bajo los cargos de robo y allanamiento y se abandonó la investigación sobre la industria ballenera. Los culpables pasaron a ser los acusadores, y quienes habían destapado la verdad pasaron a ser juzgados.

Durante 23 días fueron interrogados atados a una silla y sin la presencia de su abogado. El proceso judicial que ha durado más de dos años ha estado repleto de irregularidades y contradicciones por parte de la acusación. El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas dictaminó a finales de 2009 que en el caso de Junichi y Toru se habían vulnerado al menos 5 artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Tras la fallida reunión de la Comisión Ballenera Internacional el pasado junio, el lobby evidente de la delegación japonesa por reabrir la caza comercial y las últimas noticias que circulan de reuniones secretas para conseguir votos que favorezcan el fin de la moratoria cuesta creer que quienes luchan por sacar la verdad a la luz y defender el futuro de los océanos se enfrenten a una condena de prisión. Más aún cuando su único delito ha sido interceptar una caja de “cartón”, que ni siquiera fue robada ya que se entregó a las autoridades.

Ante esta injusticia, el próximo mes de noviembre saldrá de nuevo la flota ballenera de Japón a iniciar la temporada de caza en el océano Antártico. ¿Desde dónde lo verán Junichi y Toru? Esperemos no sea tras los barrotes de una celda sino desde su libertad.

Elvira Jiménez, campaña de Oceános de Greenpeace

Únete a la marcha virtual en apoyo de Junichi y Toru con tu avatar de Twitter
Entrevista con Junichi y Toru: “Me gustaría pedir un juicio justo e imparcial. Gracias por su tiempo”

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »