Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Fotodenuncia’ Category

pescadoEspaña es uno de los países con mayor consumo de productos pesqueros (vivos, frescos, refrigerados, congelados, envasados o cocidos). El consumidor exige cada vez más productos de calidad y frescura con la información apropiada, correcta y fácil de comprender. Una información que no siempre está clara o es exacta.

En la fotografía vemos una pieza de bonito del Norte, capturado en el Atlántico Norte y desembarcado en el puerto de Santa Cruz de Tenerife. Por el cartel podríamos pensar que la información se ajusta perfectamente a la legislación vigente en cuanto al contenido del etiquetado pero no hay que estar muy puesto en geografía para saber que Santa Cruz de Tenerife muy al norte del océano Atlántico no está.

Tras preguntar a la persona encargada de la sección de pescadería, nos  confirmó que el puerto de desembarco era Ondarroa, en Bizkaia, pero que no habían cambiado la etiqueta por falta de tiempo.

Si echamos un vistazo al mapa de las áreas FAO,  podemos ver que, efectivamente el Atlántico Norte está dentro de la zona FAO 27, mientras que el puerto de Santa Cruz de Tenerife se encuentra dentro de la zona FAO 34.

Aunque existe la idea de que el pescado es uno de los alimentos más saludables y necesarios para mantener una dieta equilibrada y variada (probablemente gracias a la variedad de especies)  no contamos con la información adecuada de lo que vamos a consumir. Razón por la cual se desarrollaron normas que regulan la extracción, la acuicultura… Una normativa básica referente a la clasificación y etiquetado de los productos pesqueros.

A la hora de adquirir productos pesqueros, el consumidor debe de ser capaz de identificar, a través de un correcto etiquetado,  aquellos productos pesqueros que sean sostenibles, y así evitar la sobrepesca de especies y la captura o cría en cautividad con técnicas destructivas. Por ello, la información proporcionada en las etiquetas ha de ser comprensible y estar completa y los productos pesqueros perfectamente etiquetados. Un correcto etiquetado puede hacer más fácil la elección por parte del consumidor.

El derecho a una información correcta por parte de los supermercados es muy importante para que los consumidores podamos elegir con responsabilidad al adquirir productos pesqueros. Podremos elegir los productos  adecuados según criterios de frescura, sostenibilidad, cercanía a nuestro lugar de residencia, no procedencia de actividades ilegales y conservación en condiciones óptimas.

Muy probablemente, el día que se hizo esta fotografía, más de un consumidor de este supermercado se llevó a casa bonito fresco del Norte, de procedencia algo dudosa, pensando que venía del municipio canario.
Paloma Colmenarejo y Victoria Sancho, campaña de Océanos de Greenpeace.

Read Full Post »

Tanto se rasgan las vestiduras Felipe González y José María Aznar ante el posible cierre de la central nuclear de Garoña, que parecen olvidarse de su propia gestión como Presidentes, precisamente en esta cuestión que está despertando tantos comentarios.

Ciertamente el cierre de la central supondría que los pingües beneficios que genera una central amortizada dejarían de ir a la caja de Endesa e Iberdrola. Así que los beneficiarios de esos millones de euros están moviendo el tablero todo lo posible para evitar que el Gobierno finalmente cierre la central. Pero Garoña no es la primera central nuclear que se cierra en España.
2009051094greenpeace
Entre los voceros que han conseguido mover las eléctricas se encuentran estos dos personajes que han presidido nuestro Gobierno, y que no han sabido retirarse a un discreto segundo plano. Continúan lanzando sus dardos envenenados contra unos o contra otros, nostálgicos tal vez de aquellos tiempos en los que tanto poder se acumulaba en sus manos. La paradoja es que ambos cerraron centrales nucleares por motivos de seguridad.

Parece haberse olvidado que el gobierno de Felipe González cerró en 1989 la central nuclear de Vandellós I. Era entonces presidente del Consejo de Seguridad (¿?) Nuclear Donato Fuejo. La central sufrió un grave accidente que a punto estuvo de causar una catástrofe debido a un fuego que afectó a los circuitos eléctricos de la central. Finalmente, el Gobierno decidió su cierre definitivo.

Más cercano es el caso de la central nuclear de Zorita, en Guadalajara. En aquella ocasión, y debido a los problemas de envejecimiento de la central, el gobierno de José María Aznar decidió que la central se cerrase después de cumplir una última prórroga de tres años. Por cierto que uno de los artífices de aquel cierre fue el actual presidente del Congreso, José Bono, quién desde la Presidencia de Castilla-La Mancha se movió para conseguir el cierre de lo que él denominaba «esa cafetera vieja».

Así que el actual rasgado de vestiduras de unos y otros para evitar que Zapatero cierre la central de Garoña es un ejercicio de cinismo sin precedentes. Cada palo que aguante su vela, y Zapatero que cumpla sus promesas y cierre Garoña.

Juan López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace España

Read Full Post »

Un carril-bici bien aprovechado. Gerona, Cataluña

Un carril-bici mal aprovechado. Gerona, Cataluña

“Sólo después de que haya sido talado el último árbol, sólo después de que haya sido envenenado el último río y sólo después de que haya sido capturado el último pez, entonces descubrirás que todavía no vas a consiguir encontrar un sitio para aparcar…” Anónimo.

En esta foto podemos observar un carril-bici repleto de coches aparcados, todavía hoy nos encontramos muy lejos del concepto de “movilidad sostenible” que pregonan nuestros gobiernos en novedosas estrategias, planes y proyectos. Seguimos con una loca carrera al coche más grande, más caro, más potente pero ya no hay sitio para aparcarlos aunque ya se hayan comido el 70% del espacio de las ciudades.

¿Queremos de verdad más coches? A pesar de que la eficiencia energética de los turismos ha mejorado un 13%, entre 1995 y 2006, el número de coches en las carreteras europeas ha aumentado en 52 millones de unidades, lo que equivale a toda la flota española y del Reino Unido juntas. Este crecimiento desaforado, junto con un incremento importante del transporte de mercancías por carretera, ha hecho que las emisiones de CO2 del sector se dispararan un 26% entre 1990 y 2006 en Europa, mientras las emisiones de los demás sectores se han reducido en un 3% en el mismo periodo.

El caso español es mucho más sangrante, ya que en los últimos 10 años se han incrementado el número de coches por 1.000 habitantes casi en un 30% y su uso en un 18%.

En el año de las negociaciones climáticas de Copenhague, llama la atención que todavía el desarrollo del transporte en Europa apunte en la dirección contraria a la lucha contra el cambio climático.
Necesitamos que los fabricantes de coches dejen de vendernos “ecologismo” donde no lo hay, que se deje de fomentar el uso innecesario del transporte privado y se adopten verdaderas iniciativas de fomento del transporte público y de la bici.

Por eso Greenpeace te invita a participar en la Criticona y pedalear juntos en una organizada coincidencia, una celebración por un medio de transporte alternativo y más amable, una reivindicación de otra forma de moverse y de vivir la ciudad.

Durante los días 30 de abril al 3 de mayo queremos que Madrid sea un lugar de encuentro para los participantes de las diversas masas criticas del mundo y el ciclismo urbano en general. La ciudad se llenará de bicis, charlas, talleres.

La Criticona es una marcha/celebración ciclista para festejar y reivindicar el uso de la bici cuya naturaleza de organizada coincidencia estriba en que no hay ni convocantes ni organizadores oficiales, sólo miles de otras personas que quieren un futuro sin cambio climático ni malos humos.

¿Quieres ver cuántas bicis caben en Madrid?  ¡Únete a la Criticona!

Patricia Bermejo y Sara Pizzinato, campaña de Transporte de Greenpeace

Read Full Post »

El vertido del Sierra Nava. Bahía de Algeciras. Enero 2007 | Foto: Pablo Sánchez

El vertido del Sierra Nava. Bahía de Algeciras. Enero 2007 | Foto: Pablo Sánchez

Esta imagen refleja la inestable situación ambiental en la que se encuentra la Bahía de Algeciras. Las administraciones públicas no están sabiendo poner freno a la crisis medioambiental que se deriva del tráfico marítimo. El Sierra Nava encalló en la Bahía en enero de 2007, provocando vertidos contaminantes, pero después le han seguido muchos: New Flame, Fedra, Tawe…

Parece que la responsabilidad de estos vertidos al final siempre queda difuminada. No hay caso que mejor ilustre esta situación que el reciente auto judicial del caso Prestige. Su hundimiento provocó el vertido de más de 60.000 toneladas de fuel, que contaminaron 3.000 kilómetros de costa y que conllevó una inversión millonaria de fondos públicos para extraer el fuel que aún cargaba estando a 4.000 metros de profundidad. A pesar de que fuera determinante la orden de alejar el barco para que éste se partiera en dos y terminase convirtiéndose en una catástrofe ambiental sin precedentes en España, el juez ha considerado que quien dictó la orden, el exdirector general de Marina Mercante, no fue responsable.

Esta decisión se basa en un peritaje realizado por un ingeniero naval que, curiosamente, antes que perito fue el asesor del Ministerio de Fomento durante la crisis del Prestige. Para este perito pasear el buque durante seis días mar adentro es parte de las medidas “correctas y más adecuadas a las situaciones que se han ido produciendo desde el primer momento del siniestro”. El otro perito en el proceso y los expertos designados por las partes no compartían la opinión del ingeniero naval.

¿Qué nos puede faltar por escuchar cuando se exige a los responsables políticos que hagan de eso, de responsables?  ¿Llegaremos a ver una bahía totalmente contaminada a pesar de que se han utilizado las medidas correctas y más adecuadas en las situaciones que se han ido produciendo?

Sara del Río, campaña de Tóxicos de Greenpeace España

Read Full Post »

Dentro del plan de urbanización de la Colonia Arroyo Meaques se procede a la tala de árboles sin buscar otras soluciones como mejor alternativa. El plan prevee la plantación de 1.200 nuevos árboles. Los árboles talados tenían una edad mínima de 30 años. Foto: Eva Bellón

Dentro del plan de urbanización de la Colonia Arroyo Meaques, Madrid, se procede a la tala de árboles sin buscar otras soluciones como mejor alternativa. El plan prevee la plantación de 1.200 nuevos árboles. Los árboles talados tenían una edad mínima de 30 años. Foto: Eva Bellón

La fotografía es muy evidente. Muestra una tala de arbolado urbano difícilmente justificable. Cuesta entender qué problemas causaba el arbolado urbano en esta calle.  Muchas veces la falta de sensibilidad y cultura deja imágenes como ésta.  Los árboles, que nos ofrecen una mayor calidad de vida en las ciudades, se tratan como seres inanimados que forman parte del mobiliario urbano como las farolas.

¿En qué se diferencia el trato a un árbol de una farola?
Los árboles disponen del mismo espacio para vivir que una farola: un cuadro de tierra compactada en la que tienen que desarrollarse como seres vivos. Parece increíble que puedan conseguirlo. Y lo consiguen. Entonces se enfrentan a esta época del año en que les hacen lo que se denomina “tratamiento fitosanitario: la poda”.

Es sorprendente y muy común ver la poda de los primeros brotes de los árboles, que más que poda podríamos decir que es una mutilación salvaje de los ejemplares, que quedan debilitados a espensas de infecciones de bacterias y hongos. El árbol se defiende y echa brotes de manera desesperada para superar el estrés de tal maltrecho tratamiento. El resultado es que tendremos ramas saliendo desesperadas con las futuras hojitas que adornen nuestras calles y nos den sombra mientras paseamos.

Y si no es la poda, entonces igual molestan por cualquier motivo y necesitamos sustituirlos por más farolas o por bolardos o pivotes que eviten que aparquemos nuestros coches. El tema es tratar a los árboles como cosas a nuestra merced sin importar lo más mínimo que son eficaces aliados que dan sombra, frenan el viento, son el hogar de seres vivos y fijan carbono atmosférico. Mucho más que una farola.

Greenpeace no tiene una campaña en este tema, somos una organización internacional que trabajamos en la protección de los Bosques Primarios, pero te recomendamos que sigas denunciando estos actos a asociaciones locales.

Mónica Parrilla, campaña de Bosques

Read Full Post »

Torrelavega, Cantabria. Autor: Luís Ferreirim

Torrelavega, Cantabria. Autor: Luís Ferreirim

Estamos ante los vertidos de una de las industrias con mayor número de incumplimientos e infracciones de España. Estamos hablando de Sniace, la papelera de Torrelavega (Cantabria) que vierte millones de litros de aguas contaminadas a las aguas del río Saja-Besaya.

La fábrica es uno de los puntos negros en el mapa de polución elaborado por Greenpeace el pasado año. Ni las sanciones y resoluciones Administrativas en contra ni las denuncias de los grupos ecologistas y vecinos han logrado parar este desastre medioambiental. La empresa ha destacado por sus reiterados incumplimientos de la normativa ambiental desde que se instaló en la zona, en 1941, amparada por una importante permisividad de las administraciones públicas.

Así, en 2005 la Confederación Hidrográfica del Norte (CHN) inició el proceso de revocación de la autorización provisional de vertido que tenía la empresa desde 2002, por «incumplimientos reiterados». A pesar de este comportamiento de Sniace y del grave deterioro que ha sufrido el río por los vertidos de la empresa, la CHN ha aceptado un nuevo plan de regularización de vertidos y el Gobierno cántabro ha concedido a todas las empresas del grupo Sniace autorización para seguir vertiendo al río Besaya. Existe, por lo tanto, una total permisividad con esta empresa por parte del Gobierno cántabro y del Ayuntamiento de Torrelavega. Intentar mantener una actividad como ésta no sólo está en contra del medio ambiente sino que también afecta gravemente a la salud de las personas que viven en la zona.

Además, el río donde vierte sus aguas contaminadas termina en la playa de Usgo, en el municipio de Suances, uno de los lugares más turísticos de la comunidad. El último informe de Greenpeace sobre contaminación industrial detectaba «grave» afecciones por cloro en el río Saja. Buena parte de la misma procede de Sniace ya que muchas sustancias ‘organocloradas’ son «persistentes» y tardan «incluso decenas de años en degradarse, por lo que siguen presentes en el medio ambiente». De hecho, a pesar que Sniace lleva dos años sin utilizar cloro, son notables los niveles de contaminación por compuestos organoclorados, que se han utilizado en el blanqueo de papel.

Julio Barea, responsable de la Campaña de Contaminación

Read Full Post »

Monstruo de Cemento en la Costa lugar. Tacoronte, Islas Canarias | Autor: Valentina Delzotto

Monstruo de Cemento en la Costa lugar. Tacoronte, Islas Canarias | Autor: Valentina Delzotto

Al ver esta imagen, hasta la mente más incrédula sobre las consecuencias del cambio climático podría pensar: ¿qué pasará con estos edificios en Tacoronte (Tenerife) si el nivel del mar sube? Para finales de siglo se espera que el calentamiento global ocasione una subida media del nivel del mar de entre 50 y 100 centímetros por el deshielo de los casquetes polares. Una subida en vertical de 1 metro del nivel del mar supondría en este caso la desaparición de aproximadamente 150 metros de playa.

Pero independientemente de la posibilidad de que la subida del nivel mar y de la seguridad para los que moran en estas viviendas, con esta foto hoy queremos reflexionar sobre la importancia de la Ley de Costas, ya que el Gobierno de Canarias está tramitando en la actualidad una propuesta de ley que desde Greenpeace creemos del todo inconstitucional.

Los acantilados como el que se asientan los edificios de Tacoronte pertenecen al dominio público marítimo-terrestre y la Ley de Costas los incluye dentro de la franja que nos pertenece a todos los ciudadanos, es decir terreno público no urbanizable. Y la delimitación (o deslinde) de ese dominio público está definida como el espacio donde llega la influencia del mar, es decir donde por ejemplo en el caso de una fuerte tormenta podrían llegar las olas. En la foto se observa claramente que esta edificación está incumpliendo la Ley de Costas.

En vez de aprender de errores pasados, como los que llevaron a construir estos horrendos edificios, desde el Parlamento canario se pretenden modificar las leyes de ordenación del litoral para incluir en el censo y consolidar edificaciones, siempre que éstas reúnan valores “etnográficos, arquitectónicos o pintorescos y considerando para ello su antigüedad, integración en el litoral y finalidad social”. Estos conceptos son absolutamente indeterminados y arbitrarios, es decir, en el caso de estos edificios de Mesa de Mar alguien podría pensar que su color azul está integrado en el litoral o como fueron construidos hace tres décadas son antiguos. Por simplista que parezca esta reflexión, peores ejemplos se han visto en nuestras costas.

Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas

Read Full Post »

Cementera de la Araña, Málaga. Vecinos de la cementera de Financiera y Minera temen por su salud tras el informe de Greenpeace y critican que el aval para quemar 62.000 toneladas de basura al año se ha concedido a sus espaldas.

Cementera de la Araña, Málaga. Vecinos de la cementera de Financiera y Minera temen por su salud tras el informe de Greenpeace y critican que el aval para quemar 62.000 toneladas de basura al año se ha concedido a sus espaldas.

No. Muchas más cosas. La expansión del cemento acarrea graves problemas para nuestra salud, para la del planeta y hasta para nuestros bolsillos.

El modelo de desarrollo urbanístico seguido por España, que ha hormigoneado, entre otras cosas, parte de nuestra maravillosa costa, le puede costar ahora una sanción por parte de la UE. Se ha propuesto incluso suspender los fondos de cohesión para España, así todos pagaríamos por algo con lo que siempre estuvimos en desacuerdo.

Aunque existen técnicas de construcción mucho más respetuosas con la naturaleza, que buscan una gestión verdaderamente adecuada de los recursos y el mínimo impacto en el medio ambiente y en la salud, la hegemonía del cemento sigue vigente. Estamos hablando de la bioconstrucción y de sus múltiples alternativas al cemento. La bioconstrucción, además, permite que vivamos en plena armonía con los materiales en un hogar que no nos provoca una serie de problemas para la salud, muchas veces no visibles a corto plazo, pero que se manifiestan con el pasar de los años.

Las cementeras desde hace años han ampliado su grado de destrucción del medio ambiente y de la salud. Ya no sólo son las responsables de grandes canteras a cielo abierto y de altos niveles de emisión de CO2 (se estima que el 5% de los gases de efecto invernadero son emitidos por estas industrias), sino que ahora muchas se han apuntado a la carrera de la gestión de los residuos, y en sus hornos se puede quemar casi de todo.

Sus emisiones contaminantes han aumentado y su producto final, el cemento, ha pasado a ser peligroso, pues incorpora ahora una serie de sustancias que provienen de un auténtico cóctel químico, pasado por salsa y cocido a fuego rápido, muy rápido.

Para colmo, al cemento ahora también se le permite incorporar las cenizas de sus primas hermanas, las incineradoras (un residuo tóxico y peligroso). ¿Queremos que se sigan construyendo nuestros hogares con esto?

Tenemos soluciones realmente buenas y efectivas, solo hace falta aplicarlas, con las que todos saldremos ganando. Todos no, la industria altamente contaminante no.

Luis Ferreirin, campaña de Contaminación de Greenpeace

Read Full Post »

Feria de Córdoba

"Derroche de Energía en la Portada Feria". Córdoba, Andalucía. Autor: Gerardo Pedros. La portada de la feria de Córdoba(119 m de largo) tiene 120.000 bombillas, y en comparación con la de Sevilla (50 m) que tiene 40.000 bombillas es un derroche energético enorme. Miles de MWh electricos consumidos.

Hágamos cálculos. Cada vez que se sustituye una bombilla incandescente por una de bajo consumo se ahorra la emisión de 20 kg de CO2 a la atmósfera al año. Cuarenta mil por veinte: 80 toneladas de CO2 ahorrados en tan sólo 50 m.
Seguimos sumando. La sustitución de las bombillas incandescentes en la Unión Europea ahorraría 20 millones de toneladas de CO2 al año, lo que equivale a cerrar 25 centrales que utilizan energía sucia.

Cambiar una bombilla es un gesto sencillo que ahorra emisiones. Hay otros, como mejorar el aislamiento y el diseño de los edificios, usar electrodomésticos supereficientes en el hogar y en la oficina con una normativa de obligado cumplimiento en materia de eficiencia, sustituir calentadores eléctricos y sistemas convencionales de agua caliente por la producción de calor con renovables, fabricar coches más eficientes… y por supuesto el sentido común a la hora de utilizar la energía.
Más cálculos. Se necesitan 50 centrales térmicas funcionando en todo el mundo sólo para la energía que consumen los aparatos en stand by. La introducción de coches más eficientes y menos pesados con motores híbridos podrían ahorrar más del 80% de la energía utilizada actualmente para mover un coche.

Podríamos seguir sumando. Existe un enorme potencial para reducir nuestro consumo energético, en la industria, los hogares, oficinas y servicios.  A escala global, según el escenario planteado por Greenpeace y EREC las medidas de eficiencia en el 2020 pueden hacernos ahorrar hasta 91 Exa–julios, o lo que es lo mismo una cantidad suficiente para satisfacer toda la demanda energética actual de Europa. En el 2050 podría significar una reducción de la demanda mundial a casi la mitad. Por el contrario, si no tomamos medidas ya, se prevé que el consumo energético mundial aumente un 33% para 2020.
Las medidas de eficiencia ofrecen la forma más sencilla, más fácil y más económica de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. También reducen costes a los consumidores.
Seguir como hasta ahora en la forma de producir y consumir energía ha dejado ya de ser una opción. La mejor forma de desarrollar la economía, crear empleo y prevenir un cambio climático peligroso está en la eficiencia energética, las energías renovables, una reducción radical del consumo de combustibles fósiles y el abandono de la nuclear.

Más información Revolución Energética

Alicia Cantero, campaña de Energía y Cambio Climático.

Read Full Post »

central2

Central nuclear de Cofrentes, Valencia. Foto: Anónimo

¿Qué habrá pensado el dueño de esta casa el pasado 10 de enero? Vive en un pueblo cuyo centro urbano se encuentra a menos de 2 km. de la central nuclear de Cofrentes. Aquél sábado se tuvo que declarar una prealerta de emergencia debida a fallos reiterados en las válvulas de alivio/seguridad del circuito primario (componentes sumamente importantes para la seguridad de la central).

¿Habrá sentido, al menos, cierta inquietud al recordar que la noche del 11 julio de 2008 se declaró otra prealerta de emergencia por el fallo de una de esas válvulas de seguridad? Un suceso que fue réplica, casi exacta, del ocurrido el 7 de abril de ese mismo año.

¿Pensará que este serio problema no parece haberse solucionado, a pesar de que el 24 de octubre la central de Cofrentes tuvo que iniciar una larga parada para revisar el cableado eléctrico de las válvulas de alivio del circuito primario, cuyos fallos son las causantes de esas prealertas?

¿Sabrá que el agotamiento de la vida útil de las centrales nucleares lleva inevitablemente a un incremento de riesgo de accidentes?

Desde Greenpeace le diríamos que Cofrentes es un claro ejemplo de una central envejecida y peligrosa: así lo demuestra la reiteración de fallos en componentes fundamentales para la seguridad y la acumulación de sucesos de seguridad: 30 en los últimos 3 años.

Y le pediríamos que escribiese a Zapatero para que el PSOE ponga en marcha ya el prometido plan de cierre de las centrales nucleares, y deje de jugar a la ruleta rusa nuclear.

Carlos Bravo, responsable de la campaña Nuclear de Greenpeace España.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »