Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 10+01:00 agosto 10+01:00 2010

Imagen de la deforestación de las selvas tropicales y la tala y drenaje de los importantes bosques de turbera en Indonesia.

Hoy, en Jakarta, el Grupo Sinar Mas ha presentado los resultados de una auditoría, encargada por ellos mismos, sobre las acusaciones que Greenpeace realizó en su informe de marzo de 2010, donde acusábamos a  esta empresa de la deforestación de las selvas tropicales y la tala y drenaje de los importantes bosques de turbera en Indonesia.

Curiosamente, en este ejercicio de auto verificación de sus actividades, el Grupo Sinar Mas no ha hecho público el informe de la auditoría sino extractos del mismo, alegando que Greenpeace exagera y se equivoca.

Pero la auditoría confirma las acusaciones de Greenpeace: Sinar Mas ha estado deforestando bosques y turberas. También, la “auditoría” confirma que han estado operando sin los correspondientes permisos y que han talado y drenado turberas de manera ilegal. Sinar Mas no ha podido contar ni con la ayuda de los auditores contratados por ellos mismos para lavar su imagen.

Entre 2007 y julio de 2010, Greenpeace ha expuesto en diversos informes el brutal impacto ambiental de la producción de papel y aceite de palma por parte del Grupo Sinar Mas. Las investigaciones de Greenpeace, como la presentada en julio de 2010, prueba como Sinar Mas continúa deforestando ilegalmente bosques de turbera y poniendo en riesgo el clima y especies en vías de extinción como el tigre de Sumatra o el orangután.

Hoy nos hemos reunido con Alcampo, perteneciente al grupo Auchan, quién sigue siendo cliente de Asia Pulp and Paper, filial de Sinar Mas, en China y otros países. Seguimos pues trabajando para que el grupo Sinar Mas se quede sólo.

Read Full Post »

Incendios forestales en Rusia

Como si de un fantasma se tratara, el recuerdo de la catástrofe nuclear de Chernóbil, ocurrida en 1986, se reaviva a medida que los incendios que están devastando enormes extensiones de Rusia se acercan a las zonas más contaminadas por la radiactividad del accidente o a otras áreas que sufren el mismo problema en otras partes del país. En los últimos días el fuego ha estado muy cerca. De momento se ha logrado contener los frentes que se habían aproximado más.

¿Qué peligro entraña que el fuego que asola Rusia alcance áreas contaminadas radiactivamente? Si esos incendios alcanzasen zonas contaminadas por radiactividad se produciría la liberación de materiales radiactivos a la atmósfera. Obviamente la situación no sería comparable a la que provocó el accidente de Chernóbil (que liberó al medio ambiente más de 50 millones de curios de radiactividad, una cantidad 200 veces mayor que la liberada conjuntamente por las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki en 1945), pero la presencia de materiales radiactivos en el humo aumentaría el riesgo para la salud, si ese humo fuera inhalado por gente, lo cual probablemente sería inevitable, en gran medida. Además esos materiales radiactivos se dispersarían en una amplia zona, lo que expondría a la población (y al resto de seres vivos) a riesgos adicionales para su salud.

El riesgo para la salud y las consecuencias de la dispersión de estos materiales radiactivos dependerá mucho de la contaminación en la zona del incendio (qué cantidad de radiactividad existe, si hay cobertura vegetal…), la intensidad del fuego, la fuerza y dirección del viento, etc. Por lo tanto, es difícil dar una respuesta concreta al grado de daño que podría producirse. Pero es claro que la dispersión de los materiales radiactivos presentes en esos terrenos tendría consecuencias negativas en cualquier caso y aumentaría la exposición de la población a la radiación.

Aunque los riesgos para la salud que entraña esta situación son de escala inferior a los que provocó la catástrofe de 1986, son otra consecuencia más del mismo: la radiactividad producida por el accidente de Chernóbil sigue planteando un grave riesgo sanitario en muchas regiones, incluso 25 años después. Además, los riesgos no se limitan al entorno inmediato al reactor de Chernóbil en sí, sino que también se extienden a las zonas contaminadas de Bielorusia y Rusia (principalmente Brianskaya Oblast).

Carlos Bravo, campaña de Energía

Read Full Post »