Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 26/07/10

Acción de Greenpeace en la playa

Si eres de una organización conservacionista preocupada por las tortugas, no vayas a llamar a la puerta de  TATA en busca de apoyo. El viernes 23 supimos que la megamultinacional ha demandado a Greenpeace por difamación. Nos pide 100 millones de rupias (1.6 millones de euros) en concepto de daños. Greenpeace ha sido muy crítico con el Puerto de Dharma, proyectado junto espacios protegidos donde anidan especies en peligro, como la tortuga golfina.

Esta tortuga, también llamada olivácea o lora, es la más pequeña de todas las tortugas marinas y gusta de formar grandes grupos, cual domingueros, tanto en las playas como en sus desplazamientos marinos. Y TATA debió pensar que ya estaba bien de tanto jaleo playero y que no había mejor manera de acabar con las reuniones ruidosas que cementando la playa. Y a los de Greenpeace, que somos así, nos pareció que no era la medida más adecuada.

Así que comenzamos una campaña contra el puerto, planeado junto al área de Bhitarkanika, la segunda mayor extensión de manglares de toda la India y también cerca del Santuario Marino de Gahirmatha, una de las mayores zonas del mundo de nidificación de tortugas golfinas. A pesar del apoyo de más de 150.000 personas,  de demostrar que el proyecto de TATA contraviene la Ley de Conservación de India y de estar pendiente de un pronunciamiento del Tribunal Supremo, el puerto de Dhamra estará operativo en pocas semanas.

Pero no contentos con haber sacado el puerto adelante, desde TATA nos denuncian por protestar de forma creativa y no violenta contra el proyecto. Según ellos, la última provocación insoportable ha sido una versión del famoso comecocos bautizado como “Tortugas vs TATA” en el que una tortuga lucha por su supervivencia comiendo medusas.

La vista previa del juicio es el 27 de julio. Defensores de las tortugas (y de las reuniones en la playa) ¡cruzad los dedos!

Maria José Caballero, responsable de Campañas de Greenpeace

Read Full Post »

Mientras BP vuelve a la plataforma Deepwater Horizon, tras el paso del huracán Bonnie, para intentar sellar el pozo del que se han generado más de tres meses de vertido sin interrupciones de crudo al mar, el buque Arctic Sunrise de Greenpeace zarpa para realizar una expedición de tres meses y documentar el verdadero impacto del desastre en los ecosistemas terrestres y marinos del golfo de México, así como en las especies migratorias que están a punto de llegar a sus refugios estacionales en las costas de Estados Unidos.

A pesar de que puede que se agote la salida de crudo del pozo de la Deepwater Horizon, los efectos devastadores sobre la vida y la economía en la zona no se van a esfumar en cuanto el vertido esté controlado. No sólo, sino que, según parece, también se está pensando en volver a perforar el mismo pozo en cuanto la plataforma vuelva a estar operativa, en una especie de “pesadilla que se muerde la cola”.

Muy poco se sabe todavía sobre el verdadero impacto del vertido y, a sabiendas de que BP está ya buscando a científicos para comprar que le puedan apoyar en encubrir los verdaderos impactos de esta catástrofe, desde Greenpeace queremos asegurarnos que haya otra información, independiente en el lugar.

El Arctic Sunrise saldrá de Tampa, Florida, la semana del 9 de agosto y visitará los Cayos de la Florida y el parque nacional Dry Tortugas, antes de acercarse a la fuente del derrame, a 80 km de la costa de Venice, en Louisiana. Durante un mes, científicos a bordo del barco de Greenpeace examinarán la zona del Golfo a fondo -desde el plancton en la superficie hasta las plumas de crudo en la columna de agua o los corales de aguas profundas- para determinar el alcance de los impactos del vertido.

BP ha cometido muchos errores en la gestión del vertido, primando una vez más minimizar las pérdidas económicas frente a la resolución completa del desastre, asignando recursos muy insuficientes para solucionar este problema y ocultando información o impidiendo el acceso a la zona de periodistas y de la sociedad civil.

Lamentablemente el Golfo de México no es el único foco de la atención de los medios de comunicación por un vertido. En China el drama humano y ambiental se repite.  No hay forma limpia de extraer, transportar o usar el petróleo pero tenemos alternativas  limpias: ahorro, eficiencia y energías renovables. ¿Para cuándo las vamos a dejar?

Sara Pizzinato, responsable de la campaña de transporte de Greenpeace

Actúa: dile a Repsol que no quieres perforaciones marinas en España

Noticia: El barco Arctic Sunrise inicia una expedición hacia el Golfo de México para analizar los impactos del vertido

Read Full Post »