Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 de junio de 2010

¿Alguna vez has tenido una buena idea relacionada con las campañas o los valores de Greenpeace pero no has sabido cómo plasmarla? ¿Te gustaría crear una animación sobre el cambio climático, la pérdida de biodiversidad o los problemas derivados de la contaminación pero tus limitaciones artísticas te han frenado? ¿Estás pensando en denunciar a quienes agreden al planeta con una animación humorística pero no sabes programar en flash?

Si alguna vez has deseado ayudar a Greenpeace en la difusión de nuestras campañas o nuestros valores pero no has encontrado herramientas para hacerlo permítenos que te presentemos una iniciativa que ha llamado nuestra atención. Se trata del concurso «Animando por una causa» que Go!Animate y siete ONG españolas, entre ellas Greenpeace, han lanzado el pasado 21 de junio.

Go!Animate es una plataforma social que permite a cualquiera crear animaciones personalizadas sin necesidad de tener un talento artístico desarrollado ni experiencia en la programación con flash. Para lanzar la versión española han convocado este concurso y desde Greenpeace, conocedores de la importancia de las herramientas que las nuevas tecnologías nos proporcionan, os invitamos a participar. Verás como es más fácil de lo que piensas.

Si tienes imaginación y ganas de apoyar a Greenpeace de una manera innovadora, ésta es una buena oportunidad. Las bases del concurso las puedes encontrar aquí.
Ahora os toca a vosotros. Tenéis hasta el 21 de julio para participar. Os animamos a que animéis 😉

Un saludo 2.0

Raúl Gómez, Ayudante de Dirección

Read Full Post »

La vida a bordo continua su curso normal. Cada día trabajamos desde las 8 de la mañana hasta las 17h. Nuestro trabajo consiste en el correcto mantenimiento del barco. Por la mañana limpiamos todas las zonas comunes del navío y separamos la basura. En este momento somos 32 personas a bordo por lo que se genera bastante basura. Toda esta basura la separamos en distintas categorías: plásticos, papel, cartón, vidrio… Así, cuando lleguemos  a puerto la llevamos a una planta de reciclaje. Intentamos reducirla lo máximo posible, ya que en un barco el espacio es limitado y dadas las características de nuestro viaje casi pasarán 3 meses hasta que lleguemos a una ciudad donde podamos dejar los residuos.

Casi a diario trabajamos en sacar las capas de óxido que hay en cubierta y en pintar para evitar la corrosión. Tenemos que cuidar el funcionamiento de winches, manivelas, grúas, puertas, ventanas, etc para lo cual engrasamos y usamos aceite siempre que es necesario, pero el viento, la nieve y las temperaturas bajo cero hacen a veces un poco difícil este trabajo. Pero mis trabajos favoritos son cuando usamos la grúa, bien sea para mover objetos pesados, para poner o quitar la pasarela para salir y entrar del barco o para lanzar la cámara submarina o los botes. Así que… ¡en cuanto oigo la grúa funcionar me asomo rápidamente para enterarme de cuál es el plan!

El  sábado pasado llegamos a un nuevo fiordo buscando un lugar con el mar en calma y poco viento para lanzar el ROV (remote operate vehicle) que todavía no habíamos tenido oportunidad de probar. El ROV lleva una cámara que nos permite obtener imagenes mucho más detalladas y dispone de control remoto, de modo que tiene más autonomía y nos permite dirigirla a los puntos que nos resultan más interesantes. En cambio la otra con la que hemos trabajado hasta ahora va arrastrada por el barco y rastrea el fondo según nuestro rumbo. Estamos filmando en latitudes y profundidades de difícil acceso y los datos que estamos obteniendo durante la campaña están siendo enviados a los grupos de científicos que trabajan en proyectos de mapear los mares del Ártico.

Estuvimos todo el fin de semana en ancla lo que nos permitió lanzar los botes para hacer un chequeo del lugar y cuál fue nuestra enorme y más grata sorpresa cuando vemos en la playa no uno, si no ¡¡¡dos osos polares!!! Caminaban cada uno para una dirección, pero estaban bastante cerca. Eran enormes y preciosos, igualitos que los que vemos en las fotos y documentales, pero a 100 metros de nosotros! Uno llevaba un collarín de esos que les ponen para conteo y seguimiento. En Svalbard hay como 60 osos con este dispositivo. Eran un macho y una hembra que caminaban olisqueando por la playa en busca de comida. Fue muy impresionante cuando uno de los osos se paró, alzó la cabeza y miró hacia nosotros. Nosotros estábamos en los botes, pero creo que a todos nos dio un vuelco al corazón cuando el oso se percató de nuestra presencia, ¡hasta 3 veces se paró para mirarnos! No queríamos molestar ni interrumpir su búsqueda de comida que ya la tienen bastante difícil, tampoco queríamos entrar en su menú, así que nos fuimos pronto, pero desde el barco también podíamos verlos con los prismáticos. Ese mismo día, en el mismo fiordo vimos también 2 ballenas durante bastante tiempo y cerca del barco, ¡fue un día realmente  espléndido!

El lunes por la mañana levamos ancla, vientos fuertes y grandes olas nos acompañaron hasta las aguas más resguardadas del Murchisonfjorden, donde esperamos poder seguir con nuestros estudios del fondo marino.

A bordo del barco Esperanza, en el Ártico, Tatiana Nuño Martínez, voluntaria de Greenpeace

– Blogs relacionados:
* Diario de a bordo/ El impacto ecológico de los buques arrastreros
* Diario de a bordo/ Documentando la pesquería del Ártico
* Bitácoras/ Llegando al Ártico a bordo del buque Esperanza

Campaña de Océanos de Greenpeace

Read Full Post »