Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 10 10+01:00 marzo 10+01:00 2010

¡Nuestra voz no se consume!

Y hablando de consumo responsable, también podemos hablar de participación ciudadana para buscar cambios sociales y políticos en el sistema de producción y consumo, totalmente insostenible en el que vivimos. El consumo de recursos naturales debe frenarse porque vivimos en un planeta finito, pero nuestra voz es incombustible y no tiene límites, que nos escuchen, que no se consuma.

Es importante conocer y apostar por una forma de trabajo colectivo, en red, buscando alianzas con otras personas y organizaciones. Si toda la ciudadanía se pone de acuerdo para trabajar unida será posible hacer propuestas más creativas de transformación en términos ecológicos y de justicia social.

En esta última entrega de “Actúa con tu consumo” veremos qué nos motiva a participar y cómo podemos hacerlo. Viajaremos a un centro social juvenil como ejemplo de propuesta colectiva para implicarnos en múltiples actividades transformadoras, desde organizar una manifestación, montar una tienda de trueque o cocinar al sol.

Hay múltiples formas de participar, busca la tuya y muévete por un mundo más justo y un planeta más verde. Que tu voz no se consuma.

Pablo Chamorro, responsable de Educación de Greenpeace

Read Full Post »

Una vez más, Greenpeace ha tenido que acudir a los tribunales para seguir demandando a las administraciones que hagan su trabajo y protejan la costa española. Una vez más, en el caso de El Algarrobico la pasividad y la dejación de funciones sobrepasan todos los límites.

El pasado mes de febrero de 2009, cubrimos con una gran lona  la fachada del bloque de hormigón que sigue en pié a 14 metros de la ribera del mar y en pleno Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar. Cubrimos el hotel ilegal porque el Ministerio de Medio Ambiente había decidido paralizar el proceso de expropiación de los terrenos públicos donde permitieron construir el hotel en 2003. No sólo el Ministerio ha paralizado el proceso administrativo para recuperar una playa que no es de Azata del Sol ni del Ayuntamiento de Carboneras sino que, además, ni siquiera contestó al Recurso de Alzada que interpusimos contra esta decisión en junio de 2009. Sólo se dignaron a contestarnos en diciembre de 2009.

La expropiación de los terrenos (que por ser naturales, por ser una playa en este caso) es un acto administrativo que junto con el reconocimiento de la utilidad pública de los terrenos  tiene como objetivo la demolición del inmueble. Después, el Ministerio y la Junta de Andalucía deberían dar paso a una actuación de restauración paisajística, asegurando el libre acceso y uso público de la playa y recuperando los principales valores naturales y paisajísticos de este ecosistema subdesértico único en Europa.

Como ni el Ministerio ni la Junta de Andalucía tienen un mínimo interés por la protección de la costa, siguen sin apoyarse en las sentencias contrarias al hotel (¡más de media docena!) para justificar su derribo, para justificar que no cabe negociación con la promotora del hotel. Y no sólo esto, como en 2007 en Consejo de Ministros fue el que inició el proceso de expropiación y ahora no  encuentran excusas para justificar su desidia y pasividad, el anuncio de la paralización de la expropiación ni siquiera lo ha vuelto a realizar el Consejo de Ministros. En diciembre de 2009, por la puerta de atrás, mediante anuncio  del Delegado del Gobierno en Andalucía, la administración española decide paralizar la recuperación de los terrenos. Y es esto precisamente lo que hemos denunciado ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Greenpeace no va a cesar en su empeño para que uno de los más graves ejemplos de la destrucción costera en nuestro territorio desaparezca. Porque mientras permanecen pasivos aquellos que nos representan, Greenpeace sigue trabajando con la seguridad de que nuestra energía aumenta proporcionalmente al abandono de las políticas de conservación de la costa.

Pilar Marcos, responsable de la campaña de Costas de Greenpeace

Read Full Post »