Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19/02/10

Basta con detener la mirada en este sorteo de un cementerio nuclear entre pequeños municipios perdidos de la mano de Dios (un esperpento que el Gobierno quiere hacer pasar por política de gestión de los residuos nucleares en España), para darse cuenta de hasta qué punto se trata de un proceso basado y trufado de mentiras, y en grandes omisiones. Unos engaños y omisiones que no se encuentran en las órdenes ministeriales, sino en todo el envoltorio de generación de opinión pública que ha rodeado el proceso y que es imprescindible para su (improbable) éxito.

Empecemos por los engaños:

– El cementerio nuclear no se aprobó por unanimidad en el Congreso de los Diputados, como se nos ha bombardeado desde los medios.

España no envía los residuos nucleares de sus centrales a Francia. Lo que se mandó a Francia fue exclusivamente el combustible nuclear gastado de la central de Vandellós-1 (Tarragona, que cerró en 1990 tras sufrir un accidente) y que, por decisión del régimen franquista (empeñado en tener un programa nuclear militar), se envío a este país desde 1972 hasta mediados de los 90 para su reprocesamiento, es decir para extraer el plutonio utilizable en armas nucleares que encierra el combustible irradiado.

España no necesita un almacén temporal centralizado, ni hay urgencia para adoptar esa opción: se pueden almacenar en almacenes individualizados, como el que existe ya en Zorita (que cerró en 2006). La central de Ascó está ya construyendo uno, ante la saturación de sus piscinas.

El cementerio nuclear no soluciona nada: sólo almacena los residuos hasta el año 2070. No hay en ningún sitio ninguna solución que evite que los residuos sean peligrosísimos durante centenares de miles de años. No hay ninguna solución técnica para su gestión definitiva y segura.

El “Centro Tecnológico Asociado” al cementerio nuclear no estudiará la cura del cáncer con radioterapia — como se quiso hacer creer a los vecinos de alguno de los pueblos candidatos -: comportará un reactor nuclear experimental sobre la transmutación … más peligroso (todavía) que un reactor nuclear comercial. Un reactor experimental que ratificaría la muerte social y económica del entorno al municipio que llegara a acoger el cementerio.

Pero todavía son más significativas las omisiones en el debate en torno al cementerio nuclear. La primera: quienes sí que necesitan el cementerio nuclear son ENDESA, IBERDROLA y Gas Natural- Unión Fenosa. Por dos razones. En primer lugar, para preparar el alargamiento de la vida de sus envejecidas centrales — de 25 hasta 40 años y, si pueden, hasta los 60, primero tienen que convencer (falsamente) la opinión pública de que la cuestión de los residuos nucleares está “resuelta”.

Y en segundo lugar, estas sociedades quieren liberar sus emplazamientos y poder dedicarlos a otras actividades en el futuro … Y también para ahorrarse cuanto antes el coste de la gestión de sus residuos nucleares, porque al sacarlos de las centrales y trasladarlos al ATC, ese coste lo asume acto seguido ENRESA (que funciona con nuestro dinero, con dinero público).

La última gran omisión es que la energía nuclear es prescindible en el sistema eléctrico español. La sobrepotencia instalada permitiría cerrar todas las nucleares de forma inmediata. Para minimizar el problema de los residuos radiactivos hay que poner en marcha un plan de cierre progresivo pero urgente de las centrales nucleares, que son las que los producen. España es exportadora neta de electricidad, no es cierto que dependamos de la energía nuclear francesa en ninguna proporción significativa. Lo que es significativo es el incremento espectacular de la aportación de las energías renovables al mix español: este enero han producido el 39% de la electricidad – frente a un 23% en enero de 2009. De hecho, según Red Eléctrica Española, el 26% de la electricidad generada en España en 2009 fue de origen renovable, mientras que la energía nuclear representó el 18%.  La transición hacia un sistema 100% renovable ya ha empezado – y que acelerará todavía más en cuanto dejemos atrás la rígida energía nuclear.

Al final, este sorteo macabro, con sus engaños y omisiones, demuestra que, con los residuos nucleares, lo único sensato que se puede hacer es cerrar el grifo – cerrar las centrales nucleares, de forma ordenada, pero urgente. Por el bien de nuestra salud, del medio ambiente … y del futuro de nuestro sistema eléctrico.

Anna Rosa Martínez, delegada de Greenpeace en Barcelona

—————————————————
* LOS YEBRANOS CELEBRAN HONRAS FÚNEBRES CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR. Fecha y hora: Viernes, 19 de febrero de 2010 20:00. Lugar: Yebra, Ayuntamiento. Lugar: Yebra, Fuentenovilla, Píoz, El Pozo de Guadalajara, Chiloeches y Guadalajara
MARCHA CONTRA EL CEMENTERIO NUCLEAR. Fecha y Hora: sábado 20 de febrero y domingo 21

* Sábado 27 febrero, Manifestación en Guadalajara contra la instalación del cementerio nuclear de residuos radiactivos de alta actividad en nuestra tierra. Comenzará a las 18:00 h. en el parque San Juan Bosco, en la intersección de Avda. Castilla con la c/ Toledo (junto a la cárcel). El recorrido irá por la Avda. Castilla hasta la rotonda de la Constitución, continuará por c/ Dr. Fernández Iparraguirre hasta la plaza de Sto Domingo. A continuación se leerá el comunicado y habrá actuaciones musicales.

Read Full Post »

El pasado martes y miércoles Greenpeace estuvo en Andalucía para reunirse con eurodiputados del Comité de Peticiones del Parlamento europeo y mostrarles la catástrofe sanitaria y ambiental que vive la ciudad de Huelva desde hace décadas. Es el primer viaje que realiza este comité, tras las últimas elecciones europeas y su constitución. Ello es consecuencia de las denuncias que Greenpeace ha realizado en Bruselas y del trabajo junto a otras organizaciones ecologistas y sociales de la ciudad.

La reunión con los eurodiputados fue muy productiva y estos se mostraron sobrecogidos por la situación que vive Huelva, y que ya denominaron en 2008 como el caso de contaminación industrial más grave de Europa. A 500 metros de la ciudad se almacenan más de 120 millones de toneladas de residuos tóxicos, peligros y radiactivos denominados fosfoyesos. A diario se producen vertidos líquidos contaminantes a las marismas y al río Tinto. Es evidente que el Parlamento europeo se ha fijado en el caso y no está dispuesto a tolerar el descontrol que allí permiten la Junta de Andalucía, el Ministerio de Medio Ambiente y la empresa Fertiberia responsable de los vertidos.

En menos de dos meses los eurodiputados se han comprometido a emitir un informe sobre el caso, y a pesar, de las presiones recibidas por parte de la empresa, sindicatos y Administraciones no podrá dejar indiferente a nadie. Greenpeace viene denunciando la vulneración de cuatro Directivas europeas y de varias leyes españolas y exigiendo que la situación cambie con el cese inmediato de los vertidos. Seguro que esta visita servirá para que Europa sepa lo que ocurre en Huelva.

Julio Barea, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace

Read Full Post »