Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for agosto 2009

bosques

Riberas en peligro. Estremera, Madrid

En muchos de los grandes incendios forestales declarados en España en las dos últimas décadas se ha luchado en contra de lo que los expertos llaman la «regla del 30». Este término alude a unas especiales situaciones meteorológicas como son una temperatura del aire superior a 30 grados, vientos del orden o superiores a 30 kilómetros por hora y humedad relativa del aire inferior al 30%. El cambio climático va a hacer más frecuentes estas situaciones y, según parece, la sociedad no es consciente todavía de lo que se avecina.

Algunos incendios, además, crean sus propias condiciones meteorológicas, creando comportamientos extremos de temperatura y humedad y generando vientos de succión, lo que se denomina “ambiente de fuego”, que hacen posible la ignición por radiación de combustibles finos a más de 300 metros del frente, provocando la aparición de numerosos focos secundarios.

En el incendio del Solsonés de julio de 1998, el ambiente de fuego era de 68 ºC, humedad relativa del 2% y viento de 43 km/h, cuando las condiciones atmosféricas fuera del incendio eran de 38 ºC, humedad del 26% y vientos de 22 km/h. Los bomberos catalanes, que ya se habían enfrentado a este fenómeno en 1994, no sabían como hacer frente a este incendio.

Estas situaciones son extremadamente peligrosas para los equipos de extinción. De manera especial, en zonas de ladera o vaguada, cuando se pueden producir fenómenos como el denominado “fuego eruptivo”. Éste se produce en zonas de fuertes pendientes cuyo combustible es matorral denso. En caso de que el incendio avance por esta pendiente, ayudado por el viento, se produce una aceleración del fuego por la mayor exposición al oxígeno del aire.

Se calcula que la velocidad de propagación del fuego se duplica por cada 10º de aumento de la pendiente de la ladera. Esto supone un aumento muy fuerte de la temperatura lo que junto con los movimientos de convención de los gases, el viento y la orografía del terreno puede dar lugar al fuego eruptivo de forma totalmente imprevisible, alcanzando una gran velocidad de propagación. En el incendio de Guadalajara de julio de 2005 los expertos estimaron que la velocidad del frente de fuego que produjo la muerte de 11 miembros de un retén de incendios fue de 120 km/h.

Si hay algo parecido al infierno en la tierra, sin duda se parece a un incendio forestal de este tipo.

Miguel Angel Soto, responsable de la campaña de bosques de Greenpeace

Read Full Post »

incendio-laPalma

Viernes 31 de julio de 2009. A las 23.25 se inicia en la isla de La Palma un incendio que ha quemado 2.500 hectáreas. Foto (NASA)

El año ya comenzó mal. Los meses anteriores de que empezara la época de incendios propiamente dicha, se registraban 7.276 siniestros, lo que supone casi 1.000 fuegos más que en el mismo periodo de 2008. 2009 comenzó con el tercer peor registro del decenio, sólo por detrás de 2002 y 1999.

Esperábamos que fuera un año tan atípico como el 2008, sin embargo ya se destaca por unas cifras muy superiores a la media.

El problema de los incendios es un tema complejo: tradición en el uso de fuego en el medio rural, tormentas secas, imprudencias, disputas y venganzas por el territorio, intereses y un largo etcétera hace que sea difícil explicar todas las causas de los incendios forestales. El incremento de las temperaturas y sus consecuencias en el estado del monte no se pueden obviar: el cambio climático tiene su efecto en los incendios.

Y así lo reflejamos en el nuevo informe de Greenpeace, El Futuro en llamas. Cambio climático y evolución de los incendios forestales en España. Los incendios forestales están cambiando. Si bien los efectivos de extinción han mejorado notablemente, los fuegos que evolucionan llegan a ser incontrolables en unas condiciones meteorológicas y de la vegetación adversas. Esto crea situaciones de riesgo altísimo, sobre todo en zonas urbanizadas inmersas en áreas forestales, lo que supone un gran peligro para la población y sus bienes y se puede convertir en una situación de emergencia global de Protección Civil.

Este año tenemos que lamentar las 11 personas fallecidas, las pérdidas de numerosas viviendas, por ejemplo en el municipio de Mazo (La Palma), las 8.000 personas evacuadas, o destinos turísticos afectados como Mojácar o La Palma.

En lo que llevamos de año, han habido 10.057 incendios (incluidos los menores de una hectárea), con una superficie afectada de 76.368 hectáreas, miles de ellas de distintos parques naturales. Sólo los 25 grandes incendios forestales (superiores a 500 hectáreas) han sido responsables del 65% de la superficie quemada.

Desde Greenpeace, decimos NO a un “Futuro en llamas”, como ciudadano puedes actuar para evitar los incendios, o para ayudar a esclarecer las causas y condenar a los culpables.

(http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/bosques/amenazas-de-los-bosques/incendios/que-podemos-hacer)

Pero también demandamos un compromiso claro en la protección del bosque con una serie de medidas que abarcan desde una correcta gestión de la masa forestal, priorizando en la prevención y no la extinción, legislación más estricta, incrementos de inversión, investigación de causas y enjuiciamiento de los incendiarios. Son algunas de las propuestas que repetimos.
Este año es clave para el futuro del planeta.

Para disminuir el riesgo de los incendios forestales necesitamos luchar contra el cambio climático. Y la cumbre mundial del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático que va a celebrarse el próximo mes de diciembre en Copenhague es la oportunidad más clara que tenemos para salvar el clima, que como vemos, tiene su impacto en incendios más agresivos que asolan nuestros montes. (Más información sobre las demandas de Greenpeace http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/bosques/amenazas-de-los-bosques/incendios/propuestas-para-acabar-con-los

Read Full Post »

kleenes-bosq

Los pañuelos Kleenex ya no destruirán más los bosques primarios de Canadá

En verano, con toda la oleada de incendios o con el peligro de que éstos se produzcan resulta difícil dar buenas noticias para los bosques. Mientras España sufre un año espantoso de número de incendios, recibimos esta noticia que alivia un poco las fatídicas semanas.

Y es que es una gran noticia porque es una campaña casi histórica de Greenpeace. Llevamos cinco años denunciando cómo la compañía  Kimberly-Clark (el mayor productor de pañuelos de papel del mundo) deforesta los últimos bosques primarios de Canadá para la elaboración de sus productos. La marca más conocida es Kleenex, que produce, entre otras cosas, pañuelos desechables, tan famosos que ya llamamos así a cualquier pañuelo de papel. También, las marcas de papel higiénico Scotex y  Cottonelle.

Resulta increíble, en un acto de usar y tirar, se esté destruyendo bosques de un altísimo valor ecológico y social.

Tras la campaña “Kleercut” que comenzó en el 2004, se han realizado numerosos informes y materiales de difusión para denunciar esto (especialmente destacable es la campaña  de Wall-E).
Por fín, Kimberly-Clark ha anunciado un giro en sus políticas de suministro de fibra de papel fijándose como objetivo obtener el 100% de las fibras de madera para sus productos de fuentes ambientalmente sostenibles. Para finales de 2011, la empresa no usará ninguna pulpa del Bosque Boreal, a menos que estén certificadas por el Forest Stewardship Council (FSC).

De esta manera, la compañía de papel más grande del mundo se convertirá en una de las industrias líderes en sostenibilidad. Ahora esperamos que las empresas que son su competencia como Procter & Gamble, sigan su ejemplo.

Aprovecho el respiro de esta noticia para dar la enhorabuena a los compañeros de Greenpeace en Canadá por su tesón, enhorabuena a Kimberly-Clark por su compromiso con los bosques y con el clima (estos bosques almacenan enormes cantidades de carbono, lo que ayuda a estabilizar el cambio climático ). Enhorabuena también al millón de personas aborígenes de Canadá, ya que el bosque les proporciona su comida y refugio, y forma parte de su estilo de vida. Enhorabuena a grandes mamíferos como el oso grizzly, el puma y el lobo gris.

Si quieres dar las gracias a Kimberly-Clark por proteger los bosques,  pincha aquí.

Mónica Parrilla,  campaña de bosques de Greenpeace

Read Full Post »

fotodenuncia-contam

Aguas fecales a la playa: Roquetas de Mar, Andalucía

Entre las poblaciones de Roquetas y Aguadulce los vertidos de aguas fecales son bastante numerosas, en la foto podemos ver como por la rambla del Cañuelo siguen llegando aguas residuales a la playa en Roquetas de Mar.

La Comisión Europea amonestó el pasado mes de noviembre a España por dos cuestiones relacionadas con estos hechos. El primero por que 343 aglomeraciones españolas están vertiendo aguas residuales urbanas sin depurar en zonas ya designadas sensibles, o que pueden llegar a serlo.

Esto constituye una infracción de la Directiva, según la cual las aglomeraciones urbanas con más de 10.000 habitantes que viertan sus aguas en zonas ambientalmente sensibles debían disponer de sistemas colectores y de tratamiento que satisficieran las normas de calidad más estrictas (tratamiento terciario) a más tardar a finales de 1998.

En el segundo asunto, la cuestión es el incumplimiento de la Directiva en aglomeraciones más importantes. De conformidad con la Directiva, las zonas urbanas con más de 15.000 habitantes debían disponer de sistemas colectores y de tratamiento adecuados antes de finales de 2000. La Comisión considera que 59 ciudades de esas características no cumplen esa disposición. También se ha enviado una última carta de advertencia en este asunto.

Si España no responde de manera satisfactoria a esas cuestiones en el plazo de dos meses, la Comisión puede decidir llevar los asuntos al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Ya han pasado los dos meses y la situación no ha cambiado, o sea, que nos tocará pagar la multa aunque sigamos contaminando nuestros ríos y mares.

Julio Barea, responsable de la campaña de  Contaminación

Read Full Post »

transgenicos090805

Guía roja y verde de alimentos transgénicos

¿Crees que el etiquetado te informa? ¿Sabes qué ingredientes utilizan los productores de alimentos y los supermercados? ¿Crees que son transparentes en su política de transgénicos? ..

Precisamente porque la respuesta a estas preguntas es NO, Greenpeace sigue ofreciendo a los ciudadanos la Guía Roja y Verde. Y, lejos de ser una foto fija de la realidad, se trata de una herramienta en constante movimiento. Para animar a las empresas a cambiar y para comunicar a los consumidores quiénes no quieren cambiar.

¡Porque juntos podemos modificar la realidad para que no nos modifiquen los genes!

Hoy colgamos en nuestra página una nueva actualización:

(http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos/consumo/gu-a-roja-y-verde)

Varias empresas que figuraban en la lista roja han entregado a la organización la documentación necesaria que garantiza que no emplean ingredientes transgénicos en sus productos.  Bimbo/Martínez* (panadería, bollería), Virginias (galletas, turrones, chocolatinas, caramelos) o *Hero* (mermeladas, zumos, alimentos infantiles), que habían permanecido en la lista roja por no poner a disposición de la organización los documentos requeridos, pasan ahora al listado verde.

Sin embargo, a pesar de que, teniendo en cuenta el rechazo social l, la inmensa mayoría de los fabricantes ha decido abandonar estos peligrosos ingredientes, existen todavía empresas que no ofrecen a Greenpeace las suficientes garantías de ausencia de transgénicos en sus productos, como Nestlé (Nestlé, Numil) o Unilever (Knorr, Ligeresa, Tulipán, Flora, Frigo, etc).

Además, las investigaciones de los Observadores de Transgénicos de Greenpeace han llevado a descubrir nuevos productos en cuya etiqueta figura que emplean transgénicos. Los puedes encontrar en la Guía con un icono específico, y las fotos están en este enlace:

http://www.greenpeace.org/espana/campaigns/transgenicos/consumo/observadores-de-transgenicos

Cuando un consumidor consulta al fabricante de un alimento, se encuentra con que la empresa le contesta que cumple la legislación; sin embargo eso no significa que ese consumidor deje de consumir transgénicos. En España no se han desarrollado los mecanismos de trazabilidad a los que obliga la legislación Europea y por ello no es fiable el hecho de que en la etiqueta de un alimento no figuren ingredientes transgénicos. Además, se permite la presencia de hasta 0,9% de transgénicos sin obligación de etiquetado. Este es el caso, por ejemplo, de Unilever, quien contesta que cumple la legislación pero no garantiza a Greenpeace la no utilización de transgénicos.

Read Full Post »

« Newer Posts