Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for octubre 2007

Llegada a Chile

Reunión de trabajo en Greenpeace ChileLa lucha contra los proyectos de ENDESA tiene ya una amplia repercusión en Chile. Nada más llegar a Santiago te encuentras de bruces con un enorme cartel en la carretera en el que puede leerse «Patagonia sin represas», con el fondo de una fotografía de un tendido eléctrico en Patagonia. Esa misma inserción ocupa hoy una página de publicidad en todos los periódicos chilenos. Es bueno saber que la oposición al proyecto de ENDESA de construir cinco grandes presas en la Patagonia se moviliza; será mejor cuando consigamos que el problema se conozca también en España.

En Santiago de Chile he estado todo el día trabajando con los colegas de Greenpeace Chile, y preparando la intensa agenda para los próximos días. En Chile, Greenpeace lo conforma un colectivo pequeño de personas comprometidas con la defensa de la Tierra, con especial énfasis en la protección de la inmensa riqueza que albergan los mares y costas de este país. Cuentan con 5.000 socios activos y varias decenas de voluntarios y activistas.

Rodrigo Herrera, Director de Greenpeace en Chile me ha recibido afectuosamente, y hemos compartido las primeras horas de mi estancia en Chile en la pequeña oficina de la organización ubicada en un modesto chalé en el centro de la ciudad que, por cierto, también va a ser objeto de la piqueta inmobiliaria en fechas próximas. Así que se mudan a otro lugar. Hemos estado organizando tanto el trabajo en Santiago, como el viaje a Patagonia.

Mañana participaré en la presentación del libro «Patagonia sin represas», un esfuerzo del colectivo opositor a estos proyectos, pero eso ya os lo contaré en su momento. Entretanto te animo a que conozcas las actividades de Greenpeace Chile en su página web.

Desde Chile, Juantxo López de Uralde. Director ejecutivo de Greenpeace España

Read Full Post »

Bush contra Kioto

La pasada semana George Bush sentó a su mesa a los máximos representantes de los países más contaminadores del mundo para hablar de cambio climático. Una vez perdida en todos los ámbitos la batalla del negacionismo, que tan intensamente han desarrollado Bush y sus amigos, ahora busca una salida, pero sin asumir acuerdos de reducción de emisiones contaminantes en el marco de las Naciones Unidas (es decir, Kioto, y el tratado que le suceda).

La sociedad norteamericana es muy compleja, y en su mayor parte no comparte los planteamientos de Bush respecto al medio ambiente. Para muchos de sus ciudadanos las cuestiones ambientales ocupan un lugar destacado en sus preocupaciones. De hecho, una encuesta de la empresa IPSOS hecha pública hace unos días muestra que hasta un 84% de la población de ese país está convencida del aumento progresivo de las temperaturas del Planeta. Teniendo en cuenta las intensas campañas que los llamados «escépticos» han desarrollado a través de los medios de comunicación de aquel país, puede considerarse que han fracasado espectacularmente: el cambio climático preocupa a la población.

Sólo en este contexto puede explicarse que Bush haya cambiado su discurso escéptico. Sin embargo, su estrategia sigue persiguiendo el mismo fin: evitar un acuerdo global multilateral para hacer frente a la necesidad de reducir las emisiones. Ya vimos en Irak lo que Bush y los neocon gustan hacer con el multilateralismo. Así que nuevamente busca amigos que le acompañen, aunque afortunadamente, parece que con poco éxito.

Pensar que la acción voluntaria de las empresas conseguirá que se reduzcan las emisiones de CO2 es absurdo. En ningún campo ambiental se han conseguido avances relevantes dejándolo a la libre acción de las empresas, y la experiencia así lo demuestra una y otra vez.

Por otro lado la respuesta al cambio climático tiene que ser global, y sólo un organismo multilateral puede coordinar ese esfuerzo necesario. Hasta la revista liberal The Economist llamó hace unas semanas en su editorial a un acuerdo mundial que establezca límites a las emisiones de gases de efecto invernadero. No hay otra salida, y además es urgente avanzar en ella.

Juantxo López de Uralde.
Director ejecutivo de Greenpeace España

Blog publicado en Elmundo.es
Campaña de Cambio Climático en la web de Greenpeace
– Noticia GP: Las palabras de Bush confirman que la reunión de los países «grandes contaminadores» es una charada

Read Full Post »

Desde que la empresa eléctrica española ENDESA controla el accionariado de su homónima chilena está acometiendo proyectos energéticos muy destructivos del medio ambiente en Chile, y con una amplia respuesta social. Hasta ahora el caso con mayor repercusión internacional ha sido el proyecto Ralco: la construcción de varias presas en el río Bio-Bio, inundando territorio indígena. La oposición social a estos proyectos ha sido muy fuerte, aunque ENDESA ha seguido adelante con ellos utilizando contra los opositores tácticas inaceptables en pleno siglo XXI al contar con la complicidad de las autoridades chilenas.

Ahora nuevos proyectos de ENDESA se ciernen como una repetida amenaza sobre los últimos ríos vírgenes patagónicos. La compañía eléctrica –asociada con Colbún en una nueva empresa de nombre HidroAysén, pero en la que ENDESA cuenta con el 51% del capital- pretende construir cuatro grandes presas en los ríos Baker y Pascua con una potencia total de 2.430 Mw.

En la Región de Aysén los proyectos de ENDESA están siendo muy contestados. A las casi 6.000 hectáreas que quedarían inundadas, hay que sumar el impacto de la construcción de una línea eléctrica de más de 2.000 kilómetros, la cual requeriría una franja despejada de 70 metros de ancho (un total de 14.000 hectáreas). La zona afectada es un área de gran valor ecológico, con bosques endémicos y que cuenta con varios espacios naturales protegidos que sirven de habitats a especies en peligro de extinción.

La justificación energética del proyecto se basa en abultados cálculos de aumento de la demanda de energía por parte de ENDESA. Según la empresa eléctrica el consumo de energía se multiplicaría por tres en veinte años. La realidad es que la energía producida por este mega-proyecto se utilizaría para la ejecución de nuevos proyectos de transnacionales mineras como Barrick, etc.

Una vez más nos encontramos ante un nuevo caso en el que el ansiado beneficio económico rápido de una corporación multinacional – esta vez con nombre español – pretende pasar por encima de cualquier valor, destruyendo el medio ambiente y eludiendo la empresa su propia responsabilidad social.

Juan López de Uralde.
Director ejecutivo de Greenpeace España

Read Full Post »

Hola a todos/as,
Hoy comienza la andadura de este nuevo blog de Greenpeace, en el que iremos introduciendo muchos contenidos relacionados con todas nuestras campañas.
¡No te lo pierdas!

Read Full Post »

« Newer Posts