Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 4/08/10

Sellado hoy mismo el pozo en el Golfo de México de BP, no acaba la batalla. De hecho empieza ahora. Tras casi 5.000 millones de galones de crudo vertido en el Golfo que nadie sabe dónde han acabado, tras haber utilizado casi 2 millones de galones de dispersantes químicos, la preocupación sobre como todo esto afectará a la vida submarina crece intensamente. El Arctic Sunrise de Greenpeace ya está de camino al Golfo y llegará en pocos días a la zona afectada para averiguar más sobre los impactos del mayor desastre ecológico de EEUU.

Sin embargo, nada es capaz de cambiar el modus operandi de las petroleras. Ni siquiera que toda la industria esté bajo la lupa de la atención pública ha impedido a una de las petroleras más poderosas, Exxon Mobil, pagar alrededor de un millón de dólares a organizaciones que se encargan de difundir el verbo escéptico. Un millón de dólares en un año para que no nos demos cuenta de que existe el cambio climático y de que no necesitamos librarnos de los combustibles fósiles por muchas más razones. Desde luego, en estos días de catástrofes petrolíferas, de incendios y temperaturas excepcionales en Rusia o tras el nuevo estudio de la Agencia Estatal de Meteorología les será más difícil argumentar.

Retomando el tema de BP,  hace pocas semanas el jefe de la Asociación Americana de Profesores de Universidad acusó a la compañía de intentar comprar el silencio de los mejores científicos y académicos para ayudarle a ganar los más de 300 juicios al que se enfrenta tras el vertido del Golfo de México. BP declaró haber contratado a una docena de científicos nacionales y locales con experiencia sobre los recursos naturales del Golfo de México. La BBC llegó a ver una copia de los contratos que BP ofrecía a los científicos. Estos no podrían publicar las investigaciones que hacían para BP o hablar de los datos ahí contenidos por al menos tres años o, hasta que el Gobierno no diera su aprobación al plan de la compañía para la recuperación de la zona del Golfo de México.

Hasta los antiguos romanos lo sabían: Vulpes pilum mutat, non mores… (el zorro cambia el pelaje, no la costumbre…)

Sara Pizzinato, campaña de transporte y cambio climático

Read Full Post »

Fondo marino mediterráneo. Greenpeace/ Roger Grace.

Fondo marino mediterráneo. Greenpeace/ Roger Grace.

Este blog bien podría llevar el mismo título que el publicado ayer sobre el cambio climático: “La ciencia avisa y los políticos miran hacia otro lado”. En este caso retiran su mirada del mar y de la costa.

Varios medios se han hecho eco en estos últimos días de un estudio global, llevado a cabo por científicos de todo el mundo, en el que durante 10 años han analizando datos sobre la biodiversidad marina y las amenazas que sufre en los distintos mares. Una de las conclusiones es que el mar Mediterráneo es el más amenazado del planeta.

No es la primera vez que científicos y organizaciones ecologistas dan la voz de alarma por el mal estado del Mare Nostrum. La contaminación, la pérdida de hábitats marinos y costeros, los vertidos de aguas residuales, la sobrepesca y las especies invasoras son algunas de las amenazas que apunta este estudio y que reafirman lo que Greenpeace viene denunciando desde hace décadas.

El último informe “Destrucción a Toda Costa 2010” concluía, entre otras cifras, que en los últimos 20 años se ha destruido diariamente una superficie de costa equivalente a ocho campos de fútbol. Esta pérdida de litoral llega incluso hasta los Espacios Naturales Protegidos, que constituyen toda una tentación en una línea de costa ya saturada de ladrillo y hormigón. La contaminación, pese a los toques de atención y multas desde la UE, sigue a la orden del día y en 2010 España ha sido sancionada de nuevo por incumplimiento reiterado de la normativa de depuración de aguas.

Especies mediterráneas. Greenpeace/Roger Grace

A pesar del estallido de la burbuja inmobiliaria y del fracaso del modelo turístico de “sol y playa” que se ha exprimido hasta su extenuación, siguen habiendo voces que acusan a quienes queremos defender los pocos tramos del litoral que nos quedan libres de cemento, de ir contra el progreso económico. Curiosamente, estos tramos de costa que tanto codician y ansían destruir son aquellos que aparecen ilustrando los anuncios y folletos de zonas y complejos turísticos. Más de un turista ha acudido en los últimos años a nuestras costas atraído por esas promesas de amplias playas y rincones idílicos y ha vuelto espantado al encontrarse con la realidad del ladrillo.

El verdadero lujo hoy en día no se encuentra en un hotel de 5 estrellas, sino en un tramo de costa libre de hormigón y de contaminación, en un fondo marino repleto de vida, en una comunidad local que mantiene su identidad cultural. Y esto genera empleo y beneficios económicos que además no caen tan sólo en las manos de unos pocos.

Nos avisan ahora desde la comunidad científica internacional y dan la voz de alarma, ¿estarán los políticos a la altura? ¿o se quedarán impasibles viendo cómo el histórico Mare Nostrum se convierte en el Mare Mortem?

Elvira Jimenez,  Campaña de Costas

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 147 seguidores