Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 febrero 2008

Crónica de a bordo

 

Imagen del barco Arctic Sunrise/ Pedro ArmestreDespués de superar los mareos típicos de las personas aposentadas en el continente, me voy haciendo al ritmo de la vida en el barco. Un ritmo pausado y constante, con su particular cadencia, su distinta forma de juzgar a cada momento qué es importante y qué es urgente.

Mi trabajo no es muy complicado, ayudando al cocinero del barco. “El único trabajo del barco en el que te juzgan dos veces al día”. Dice entre risas el cocinero. Pelando patatas y cortando las verduras en juliana canturreo al ritmo del reggie argentino. Son horas entre fogones y congeladores, aprendiendo cómo aprovechar al máximo los recursos disponibles en la despensa, inventando y creando para el disfrute de la tripulación. Voy tomando nota de los trucos del cocinero para aprovecharlos yo en el futuro.

Cuando estoy fuera de cocina, disfruto con los atardeceres del mar, las danzas de las gaviotas sobre las olas y el intercambio de vivencias de los marineros. Sus anécdotas en diferentes partes del mundo nutren mi imaginación. Paso del inglés al español constantemente, puesto que hay un amplio número de hispanohablantes a bordo. Las largas tardes son tranquilas. Aprovechamos para hacer balance, descansar, leer, ver películas y hablar de nuestras aburridas vidas en tierra.

Por la noche, cuando el temporal lo permite, disfruto de nuevo con un cielo preñado de estrellas como nunca jamás se ha visto desde tierra. Ayer no fue el caso. Camino de Mallorca el barco se balanceó como una atracción de feria fuera de control. Sin embargo, por la mañana llegamos a Mallorca y todo un nuevo mundo se abre ante ti.

En la ciudad todo son prisas. En la ciudad no hay horizontes. En la ciudad nunca miramos hacia las estrellas. No solemos pararnos a pensar lo bello que es este planeta. Nuestro paseo de sobremesa por los alrededores del puerto nos lleva a unos cuantos hasta un café. Noto cómo todavía llevamos el ritmo del barco. Miro a mi alrededor y todos van con prisas. Ni siquiera tomando el café se les ve relajados. Y entonces pienso: “La mayoría de las veces yo también debo ser así”. Seguro que cuando vuelva a casa esta experiencia me habrá aportado una nueva visión de la vida.

Sonia Bonaza, voluntaria de Greenpeace a bordo del Arctic Sunrise.

- Noticias, vídeos e imágenes de la acción

Read Full Post »

Acción en Tarragona contra los vertidos/ Pedro ArmestreEl evidente balanceo del barco es la mejor prueba de que ahí afuera hay marejada. El viento de levante nos va a acompañar hasta que lleguemos a Palma mañana temprano y eso desde que esta tarde hemos dejado atrás las cercanías del puerto de Tarragona.

No hemos encontrado problemas así como tampoco las tuberías de vertidos industriales que buscábamos. La visibilidad era tan mala, por partículas en suspensión, que los buceadores no veían más allá de un metro. Tampoco estamos seguros de que las coordenadas que no facilitaron las autoridades del agua de
Cataluña, para la localización de estos emisarios sean correctas. Los pescadores locales con los que nos hemos cruzado nos han apoyado. También ellos se quejan de los vertidos y de que cada vez es mas difícil encontrar pescado en esa zona.

Después de dos días de trabajar desde muy temprano me siento satisfecho aunque cansado. Hoy hemos querido marcar la zona de vertidos con globos amarillos para denunciar lo que es intolerable, que las industrias vierten tóxicos por doquier y nadie los controla.

Ha sido divertido y a la vez minucioso conseguir que sólo quince globos llenos de helio mantuvieran la posición. Inflarlos sin que estallasen, anudar los cordones que los unían a las boyas y también a los pesos que los sujetaban en el fondo

Desde dos botes neumáticos no ha sido fácil. Ha sido una denuncia y hemos puesto todo nuestro esmero para que se nos oyera.

Un abrazo desde el Arctic Sunrise.

Juan Valle, departamento de Participación de Greenpeace

- Noticias, vídeos e imágenes de la acción

Read Full Post »

Centro productivo quéco en Martorell/ Pedro ArmestreRápidamente entras en el juego y vida del barco. Aún no eran las dos de la tarde de ayer cuando llego a Barcelona. Tras un rápido piscolabis que Sonia nos había guardado en el barco de Greenpeace, Arctic Sunrise (aquí se come a las 12:00) nos fuimos a pasear. Visita turística a San Adria de Besos: A la derecha, las fantásticas instalaciones de la flamante incineradora. Al fondo a la derecha, las tres espectaculares chimeneas de su central térmica. Paseando junto a la desembocadura del Besos hay gente pescando no sé sabe muy bien qué. Sus aguas discurren negras y entre las latas de cerveza tiradas por estos que dicen amar los ríos donde pescan, hay grandes y pequeños peces muertos. El olor me obliga a marcharme. Continuamos un agradable paseo en coche hasta Martorell. Es una lástima que el olor no pueda fotografiarse. El punto concreto que buscábamos, las instalaciones químicas de Solvay, lo encontramos como los “canes”, por olfato. Es curioso: De San Adria me marcho por la peste y aquí llego a ella gracias a su fétido olor.

Damos por finalizado el paseo que el barco va a zarpar.

Hasta pasadas las cuatro y media de la mañana dormía plácidamente. Con ese típico soniquete constante de motores y el mecer del mar. Luego llega una maldita tos que arrastro hace días y que me mantiene en vela hasta las Seven certi, seven certi (esto quiere decir que en pie sin rechistar) Y la tos desapareció, parece que sólo trabaja de noche la maldita.

Hoy los buzos querían tomar unas muestras de sedimentos marinos y acompañarlos vino bien para desentumecer y continuar con el ritmo. Buena temperatura y ligero mar de fondo que nos pulveriza agua sobre la cara. Ricardo perdió sus plomos, y el chico, empeñado en recuperarlos para no abandonar nada en el fondo marino casi no sube. Tiene gracia el tipo.

Y como siempre, después de hacer fotos, una excusa para huir: Me voy a editar el trabajo de esta mañana.

A bordo de Arctic, Pedro Armestre, fotógrafo de Greenpeace.

- Web de Contaminación
Informe Contaminación

Read Full Post »

¿Quién contamina?

Sara del Ro, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace/ Pedro ArmestreEsta mañana nos hemos despertado a bordo del Arctic Sunrise a la voz de “Seven certi, seven certi” del tripulante que estaba de guardia. Ha sido abrir los ojos y el sobresalto de recordar que en unas horas presentábamos en rueda de prensa nuestro informe de contaminación en España con el que comenzamos la travesía por el Mediterráneo.

En dos minutos estaba ya tomando un café y empezaba a sentir una especie de inquietud. Entre las 08:00 y las 10:30 todos los preparativos. A las 10:45 ya estaba llegando la prensa y a las 11:00, cuando entré en la bodega, estaba todo lleno de gente y una fila de cámaras de televisión que la cruzaba. En ese momento mi inquietud se transformó en tensión.

Pero como suelen acabar todas estas cosas, la rueda de prensa fue muy bien y nuestros ánimos por empezar el tour han ido creciendo con la respuesta de los medios y las llamadas de las radios. A las 20:30 dejamos el puerto de Barcelona.

Un buen día de comienzo y ahora voy a intentar evitar que el mareo de la navegación acabe conmigo.

A bordo del Arctic Sunrise, Sara del Río, responsable de la campaña de Contaminación de Greenpeace.

- Web de Contaminación
Informe Contaminación

Read Full Post »

Madrid me mata

Contaminación /CEDIDASi no fuera porque vivimos inmersos en una nube negra, contaminante y tóxica, solamente nos causaría sonrojo la falta de acción de los responsables del Ayuntamiento de Madrid ante la contaminación atmosférica. Sin embargo los que vivimos en Madrid sufrimos cada cierto tiempo con grandes dosis de resignación los períodos de alta contaminación atmosférica, sin que las administraciones públicas tomen medidas al respecto. Un solo dato: la noche del pasado jueves los niveles de óxidos de nitrógeno en Madrid multiplicaban por seis los niveles establecidos por la Directiva de la Unión Europea (250 microgramos por metro cúbico de aire, frente a los 40 establecidos por la UE).

Veamos: mientras la Sociedad Madrileña de Neuomología está advirtiendo sobre el aumento del riesgo de cáncer derivado de la crisis de contaminación en la que estamos inmersos. Las cifras hablan de un mínimo de 2.000 muertes prematuras al año a causa de la contaminación en la ciudad. Ante esta situación en Madrid, la concejala responsable de Medio Ambiente, Ana Botella, en vez de actuar, se limita a calificar de “totalmente excesivo” el llamamiento a adoptar medidas concretas.

¿Por qué tenemos que sufrir esta situación repetidamente? ¿Estamos acaso condenados a vivir en esa nube de contaminación los sufridos ciudadanos de esta capital? No. Se pueden y se deben adoptar medidas que al menos traten de hacer frente a este problema. Lo que no sabemos es a qué esperan las autoridades madrileñas para tomarse en serio un problema que debiera requerir de su atención prioritaria.

El caso es que no hace falta una gran imaginación para saber qué hay que hacer ante un problema generado principalmente por las emisiones procedentes de los coches. Las recetas se están aplicando desde hace tiempo en muchas ciudades europeas, y pasan por dificultar – e incluso impedir en situaciones extremas – el tráfico al vehículo privado y fomentar las alternativas más limpias de transporte en la ciudad. Lo que ocurre es que no hay voluntad política para aplicarlas, ni tampoco ciertamente presión ciudadana suficiente para que se apliquen.

Al igual que las leyes de tráfico se hacen para cumplirlas, también las Directivas anti-contaminación deben cumplirse. Nada justifica que, en materia de contaminación atmosférica, nuestra ciudad incumpla la legislación europea de manera reiterada.

Juan López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace España.

Read Full Post »

« Newer Posts

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 143 seguidores